elnuevodiario.com.ni
  •   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los Hermanos Musulmanes egipcios advirtieron hoy de que, tras la anulación anoche de la polémica declaración constitucional que blindaba los poderes presidenciales, "ya no hay motivos" para que la oposición continúes sus protestas.

"Los Hermanos Musulmanes aseguran que el acta constitucional de noviembre, que causó mucha polémica, fue anulada ayer, y ya no hay motivos para instigar al pueblo a participar en manifestaciones ni para que haya más diferencias", señaló el portavoz del grupo, Mahmud Gozlan, en un comunicado.

Gozlan aseguró que la cofradía da la bienvenida a los resultados del diálogo nacional de ayer, que fue boicoteado por la oposición laica, y a la nueva declaración constitucional que anuló la anterior, en la que el presidente, Mohamed Mursi, había ordenado que sus decisiones fueran "definitivas e inapelables".

De igual forma, el portavoz reclamó a la oposición que respete los resultados del referéndum sobre la nueva Constitución, cuyo celebración se mantiene para el próximo sábado, pese a las demandas de los opositores de aplazarlo.

Gozlan se preguntó si las otras partes aceptarán el plebiscito o "continuarán en la política de manifestarse, amenazar, destruir e incendiar".

El portavoz de la Hermandad consideró que el respaldo o no al referéndum revelará al pueblo egipcio "quién está a favor del bien del país y quién lleva a cabo ciertas agendas para servir a sus propios intereses".

"Rechazamos todo tipo de violencia y matonismo, que ha llegado hasta el punto de incendiar sedes, saquearlas, matar a jóvenes, herir a miles de personas, y causar el caos en el país", aseguró Gozlan.

Desde el inicio de las protestas contra Mursi el pasado 22 de noviembre, cuando el presidente anunció su controvertida declaración constitucional, sedes de los Hermanos Musulmanes y de su brazo político, el Partido Libertad y Justicia (PLJ), en varias provincias han sufrido ataques, incluida la principal en El Cairo.

Los activistas de la oposición, por su parte, acusan a las que consideran "milicias" de la Hermandad de haber atacado a los manifestantes frente al Palacio Presidencial el pasado miércoles, en unos enfrentamientos que causaron al menos seis muertos y cientos de heridos.

El opositor Frente de Salvación Nacional, que boicoteó el diálogo nacional convocado por Mursi, se reúne hoy para evaluar su respuesta a la nueva declaración constitucional y al mantenimiento del referéndum en su fecha prevista.