AP
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AP

El ex alcalde de una localidad del suroeste de Colombia asolada por más de 200 ejecuciones en la década de los 80, fue detenido el miércoles a pedido de la fiscalía que lo vincula con la investigación que denomina ''masacre de Trujillo''.

Rubén Agudelo Puerta, ex alcalde de Trujillo y ex diputado de la asamblea del Valle, departamento del suroeste de Colombia, fue detenido simultáneamente a un ceremonia en que el fiscal general Mario Iguarán se encontró con los familiares de los cientos de víctimas de la violencia atribuida a paramilitares en esa localidad.

Mauricio Lombo, de la oficina de prensa de la Fiscalía General, informó a la AP que Agudelo fue detenido en Tuluá, una población que dista 10 kilómetros de Trujillo, y posteriormente trasladado a Cali, la cabecera departamental a unos 300 kilómetros al suroeste de Bogotá.

La Fiscalía no precisó los cargos por los cuales fue capturado, pero Agudelo ocupó la alcaldía en varios de los años en que se cometieron los crímenes entre 1980 y 1990.

El vicepresidente Francisco Santos, durante la entrega del informe de la Comisión Nacional de Reparación sobre el caso Trujillo, aceptó el martes la responsabilidad del estado en los hechos ocurridos en esa localidad.

''Soy consciente (de) que ninguna palabra es suficiente para consolar a los familiares de las víctimas o para pedir perdón'', expresó Santos.

Las autoridades han calculado que por lo menos habría 10.000 cadáveres de personas masacradas en fosas clandestinas en todo el país, pero las organizaciones de derechos humanos o de parientes en el conflicto dicen que el número de desaparecidos sería mayor a 31.000.