• Seúl, Korea |
  • |
  • |
  • AFP

Cientos de miles de norcoreanos festejaron este viernes en el centro de Pyongyang el lanzamiento de un cohete de largo alcance, y el líder de Corea del Norte prometió que habrá otros en el futuro, desafiando las advertencias de Estados Unidos y de sus aliados.

Faltando unos días para celebrar su primer aniversario en el poder al frente del país, Kim Jong-Un proclamó la firmeza inquebrantable de Corea del Norte para continuar con su programa de cohetes a pesar de la condena por la ONU y de los llamados a nuevas sanciones.

El acto masivo de celebración en la capital norcoreana, difundido por la televisión estatal, fue organizado antes del aniversario de la muerte de su padre Kim Jong-Il, que se cumple el próximo lunes.

La muchedumbre aclamó y aplaudió en la plaza Kim Il-Sung los discursos que saludaron el éxito del lanzamiento del cohete el miércoles pasado, y que de paso elogiaron a Kim.