•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Benedicto XVI pidió este martes por los fieles latinoamericanos y por sus gobernantes en su “lucha contra la criminalidad”, en su tradicional bendición navideña “Urbi et Orbi”.

“Que el Niño Jesús bendiga a los numerosos fieles que lo celebran en Latinoamérica. Que haga crecer sus virtudes humanas y cristianas, sostenga a cuantos se han visto obligados a emigrar lejos de su familia y de su tierra”, dijo el santo padre ante la Plaza de San Pedro, del Vaticano, en su bendición a la ciudad y el mundo.

El pontífice pidió en particular por los gobernantes. “Que fortalezca a los gobernantes en su compromiso por el desarrollo y en la lucha contra la criminalidad”, declaró el sumo pontífice.

La lucha contra la criminalidad es un desafío en algunos países latinoamericanos.

En México, por ejemplo, donde este año hubo cambio de Gobierno, más de 60,000 personas murieron en la lucha entre los cárteles de droga y las autoridades, en el marco de una ofensiva militar contra el narcotráfico emprendida hace seis años por el expresidente Felipe Calderón.

Pide a China respetar las religiones

Benedicto XVI hizo un llamamiento a “los nuevos dirigentes” chinos para que valoren “la contribución de las religiones” en todo el país, en su bendición navideña “Urbi et Orbi” en medio de tensiones recurrentes entre China y el Vaticano.

“Que el Rey de la Paz (Cristo) dirija su mirada a los nuevos dirigentes de la República Popular China en el alto cometido que les espera. Expreso mis mejores deseos de que en esta misión se valore la contribución de las religiones, respetando a cada una de ellas, de modo que puedan contribuir a la construcción de una sociedad solidaria, para bien de ese noble pueblo y del mundo entero”, afirmó.