•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, promulgó hoy la ley que prohíbe las adopciones de niños rusos por familias de Estados Unidos, que ha sido criticada por varios miembros del Gobierno.

La ley, que suspende también las actividades de las organizaciones que tramitan las adopciones con Estados Unidos pese a que existe desde julio pasado un acuerdo bilateral con este país, entrará en vigor el 1 de enero de 2013, informó el Kremlin.

La prohibición forma parte de la "Ley Antimagnitski", la respuesta rusa a un acta estadounidense aprobada recientemente que impone sanciones, como negación de visados y congelación de activos, a funcionarios rusos presuntamente implicados en la muerte en prisión del abogado ruso Serguéi Magnitski, acaecida en 2009.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicó que la ley entrará en vigor en cuanto sea publicada en la página web del diario oficialista "Rossískaya Gazeta", tras lo que Rusia enviará una nota a EU sobre la denuncia del acuerdo bilateral.

"El acuerdo dejará de estar en vigor un año después de la comunicación de su denuncia, (aunque) de hecho las adopciones (por familias norteamericanas) se suspenden desde el 1 de enero", dijo a la agencia Interfax.

Dicho acuerdo había sido ratificado por las dos cámaras del Parlamento ruso y entró en vigor en noviembre pasado.

Además, confirmó que el presidente ruso firmó un decreto de protección de los niños huérfanos que, entre otras cosas, simplifica los trámites para su adopción.

Putin, quien acusa a EU de incumplir el acuerdo bilateral sobre adopciones, denunció la muerte de varios niños rusos acogidos por padres norteamericanos debido a malos tratos.

"En el mundo seguramente hay muchos lugares donde el nivel de vida es mayor que el nuestro. ¿Y qué? ¿Enviamos allí a todos los niños? ¿Puede ser que nosotros también nos vayamos allí?", dijo la víspera.

El Defensor de los Derechos del Niño de Rusia, Pável Astájov, aseguró hoy que los 52 niños que se encuentran en proceso de adopción por padres norteamericanos deben ser ahora acogidos por familias rusas.

La prohibición ha sido criticada por varios ministros del Gobierno ruso, como el titular de Asuntos Exteriores y la viceprimer ministra encargada de Asuntos Sociales, Olga Golodets, quien advirtió que la ley viola los obligaciones internacionales de Rusia, lo que niega el Kremlin.

Aprovechando la aprobación de la ley, Astájov ha presentado un informe ante el Kremlin para que se prohíban todas las adopciones de niños rusos por familias extranjeras y no sólo de Estados Unidos.

"La derogación de la adopción extranjera es un derecho del Estado que se apoya en actas internacionales en vigor en este terreno", afirmó Astájov, quien ha calificado de "antipatriota" la práctica de entregar los niños rusos a otros países.

Astájov considera que Rusia estaría preparada para prohibir las adopciones internacionales en cuanto entre en vigor el programa federal de apoyo a los niños huérfanos y pronosticó que en un plazo de 5 o 7 años Rusia estará preparada para cerrar todos los orfanatos.