•   Hong Kong  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ambientalistas internacionales manifestaron su indignación tras la difusión de una imagen que muestra 10 mil aletas de tiburón puestas a secar en el techo de un mercado de alimentos en Hong Kong, en China. Las aletas de tiburón son empleadas como ingrediente para sopas, para medicinas tradicionales y también como afrodisíaco. Su venta está prohibida en varios países. “El ‘aleteo’ es una de las más crueles y bárbaras prácticas de pesca; sin embargo, no todos los tiburones son cercenados. Algunas regulaciones exigen desembarcar los tiburones enteros”, comentó Gary Sotkes, vocero de Sea Shepherd Hong Kong. END / AFP