•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, encargó hoy a un alto mando policial la seguridad en las zonas mapuches del sur y no descarta decretar el estado de excepción tras la muerte de dos personas y una seguidilla de ataques que el Gobierno califica de "terroristas".
       
El mandatario sostuvo este domingo una reunión de urgencia con cuatro de sus ministros en el Palacio de La Moneda, después de que en los últimos cuatro días se registraran seis ataques incendiarios a viviendas, camiones y maquinaria agrícola en el sur del país.
       
El ataque más grave ocurrido en la historia del denominado conflicto mapuche costó el viernes la vida a un empresario agrícola de ascendencia suiza de 75 años, Werner Luchsinger, y a su mujer, de 69, fallecidos al arder su vivienda por la acción de una veintena de personas.
       
El Gobierno presentó una querella invocando la ley antiterrorista por estos hechos, por los que de momento solo está detenido un joven mapuche, etnia que reclama derechos ancestrales sobre tierras que están en manos de empresarios agrícolas y forestales.
       
"El Gobierno cree que la decisión más oportuna, útil y necesaria como instrumento jurídico es la aplicación de la ley antiterrorista", declaró hoy el ministro del Interior, Andrés Chadwick, al término de la cita.
       
La aplicación contra los mapuches de la ley antiterrorista, que contempla penas más severas que la legislación común, ha sido criticada por organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos.
       
El ministro dejó supeditada la aplicación de otras medidas como la de un estado de excepción constitucional, que sería el estado de emergencia, al desarrollo del conflicto. "No descartamos ningún otro instrumento jurídico que nos brinde la constitución y la ley", recalcó.