elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

El sacerdote guatemalteco Mario Orantes enfrentará a partir de hoy a un tribunal eclesiástico que lo procesará por el asesinato, en abril de 1998, del obispo Juan Gerardi, hecho por el cual recuperó su libertad el pasado viernes tras ser beneficiado con la redención de su pena de 20 años de prisión.

El arzobispo metropolitano de Guatemala, Óscar Julio Vian, dijo a los periodistas que Orantes será procesado en base a lo que establece el derecho canónico, y que de ser encontrado culpable podría ser expulsado de la iglesia católica.

Vian explicó que Orantes "tiene que ser juzgado" de acuerdo a lo establecido en el derecho canónico, a pesar de que "la ley civil ya lo haya redimido y sacado de la cárcel", porque para la iglesia católica el asesinato de un obispo "es algo muy grave".

Orantes, quien en 2001 fue condenado a 20 años de prisión por complicidad en el asesinato del obispo Gerardi, recuperó su libertad el pasado viernes luego de haber purgado once años de prisión tras ser beneficiado por un tribunal de Ejecución Penal que lo benefició con la redención de su pena por "buen comportamiento".

Vian dijo que aunque Orantes haya sido ya procesado y sentenciado ante la Justicia formal de Guatemala, "eso no significa que esté limpio de toda mancha", por lo que "tiene que enfrentar este tribunal eclesiástico".

El pasado viernes, tras recuperar su libertad, Orantes se declaró "inocente" de la muerte del obispo Gerardi, y manifestó su deseo de reunirse con Vian, para que le indicará en qué parroquia será asignado para continuar con su trabajo pastoral.

El Tribunal Eclesiástico de la Diócesis de Guatemala, el cual está integrado por doce miembros, todos sacerdotes, se reunirá a puerta cerrada "durante varios días", en la sede de la Conferencia Episcopal de este país, y dará a conocer su veredicto por medio del Arzobispado.