•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |

Para el oficialismo venezolano no existe problema alguno con que el presidente Hugo Chávez continúe ejerciendo la jefatura del Estado, aun cuando su salud le impida tomar posesión el 10 de enero y predomina el discurso de que la toma de posesión es un mero "formalismo". Sin embargo, expertos en la materia alegan que el artículo 231 de la Constitución venezolana exige que el mandatario tome posesión el próximo jueves 10 de enero y de esta manera designar a su nuevo gabinete para el periodo correspondiente del 2013-2019.

El abogado constitucionalista Román Duque Corredor rechazó la posición del oficialismo y explicó que la toma de posesión es un requisito para que cualquier funcionario ejerza legítimamente su cargo porque se trata de "la declaración donde el Presidente jura que no ejercerá el cargo como él quiera, sino que se compromete a ejercerlo de acuerdo a las leyes establecidas en la Constitución".

A su juicio "algo tan importante no puede ser calificado como un simple formalismo".

Además de este artículo hay otro "formalismo" que el chavismo tiene que resolver. El 237 de la Carta Magna le exige al Presidente entregar "personalmente" la Memoria y Cuenta del año 2012 "los primeros diez días siguientes a la instalación de la Asamblea Nacional".

Es decir, el primer mandatario tiene hasta el 15 de enero para entregar este informe.

Pero hay más. El periodo correspondiente del 2006-2012 de los ministros y vicepresidente se vence en enero de este año, por lo que la Constitución señala que luego que el primer mandatario tome posesión el 10 de enero debe designar a su gabinete, que lo acompañará hasta el 2019.

Con la ausencia del jefe de Estado no se legitimará a todos los funcionarios del Ejecutivo, por lo que estarían en sus cargos con un periodo vencido.

La vía legal que tiene el gobierno para resolver esta situación y no violar la Constitución es autorizar a una junta médica que viaje a Cuba y verifique si el estado de salud del Presidente le impide hacerse cargo de sus funciones por un lapso de tiempo o de forma definitiva.

Con este informe, la Asamblea debe declarar una falta absoluta o temporal y así cumplir con una serie de exigencias legales, explicó la exmagistrada Blanca Rosa Mármol de León. En ese caso, el presidente encargado sería Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional.

PERMISO VENCIDO


Voceros del gobierno insisten en que el presidente Chávez está de permiso y por lo tanto no hay razón para declarar ninguna falta. Bien lo dijo Cabello: Chávez "tiene un permiso vigente y estará vigente hasta que el Presidente vuelva curado".

Sin embargo, la exmagistrada del TSJ Mármol de León aclara que "es imposible que se prorrogue este permiso para otro periodo con un Presidente que no se ha juramentado".