elnuevodiario.com.ni
  •   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Venezuela se acerca al día 10, fecha de la asunción presidencial, en medio de la controversia entre el chavismo, que pese al estado de salud del presidente no descarta que Hugo Chávez pueda estar presente, y una oposición que defiende la necesidad de designar un nuevo Ejecutivo.
       
Aunque Chávez no llegue a la ceremonia de investidura, el día 10 de enero habrá actos en las calles y presencia de dignatarios extranjeros en Caracas, según explicó hoy el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.
       
"Nosotros no descartamos absolutamente nada, lo que no vamos a llegar es al 10 sin saber qué es lo que vamos a hacer", dijo Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, en la rueda de prensa de esa formación al responder si se daba descartada la presencia de Chavez ese día.
       
Chávez se recupera en La Habana desde el pasado 11 de diciembre de la cuarta operación de un cáncer del que se sabe que está en la zona pélvica pero no ubicación exacta ni tipología.
       
Según el último reporte del Gobierno, difundido hace cuatro días, el gobernante presenta una insuficiencia respiratoria como consecuencia de una grave infección pulmonar.

Chavismo se acuerpa

Cabello señaló que se está convocando a una gran concentración en Caracas el día 10 de enero en la que "toda Venezuela" va a estar frente al Palacio de Miraflores, sede de Gobierno.
       
Además, "una cantidad de presidentes de países amigos, jefes de gobierno y primeros ministros de algunos países" estarán en Caracas.

En medio de la controversia, el líder de la oposición, Henrique Capriles, afirmó hoy que no hay duda de que Chávez seguirá siendo jefe de Estado después del día 10 de enero, pero afirmó que la Constitución es clara con relación a los plazos establecidos.
       
"¿Qué es lo que nosotros deseamos? Que el presidente de la República tome posesión de su cargo y que las cosas se hagan de acuerdo a lo que establece la Constitución", señaló.

Capriles señaló que "si el 10 de enero no se da ese juramento, la Constitución establece los lapsos claramente", en alusión a los plazos previstos en la Carta Magna para la falta temporal y falta absoluta.

Exiliados inconformes

La Conferencia Episcopal venezolana, CEV, consideró que hay un "grave riesgo" para la estabilidad del país y rechazó los intentos de manipulación de la Constitución.

Mientras tanto 2,200 firmas de 90 países se han sumado al manifiesto de la "Red de Intelectuales, Artistas y Luchadores sociales en Defensa de la Humanidad", que hace votos por la plena recuperación de la salud de Chávez.
       
En Miami, EU, exiliados venezolanos tacharon de inconstitucional que Chávez no necesite jurar su cargo el 10 de enero para iniciar un nuevo mandato, una posibilidad que convertiría a Venezuela, dijeron, en un "régimen de facto".