elnuevodiario.com.ni
  •   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las delegaciones del gobierno de Colombia y de la guerrilla de las FARC se exigieron mutuamente acelerar las negociaciones de paz que buscan poner fin a un conflicto armado de casi medio siglo, que este lunes se reanudaron en La Habana luego de un receso de fin de año.

Antes del comienzo de las pláticas la delegación de las FARC divulgó 15 propuestas destinadas a solucionar el problema agrario --que dio origen al conflicto--, entre las que figura "la desconcentración y redistribución de la propiedad de la tierra mediante la erradicación del latifundio improductivo".

Por su parte, la delegación del gobierno criticó que la guerrilla trate de usar las propuestas recogidas en el Foro Agrario que tuvo lugar en Bogotá del 17 al 19 de diciembre para ganar respaldo político.

Las FARC exigen "celeridad en el análisis profundo e integral -pensando en los intereses de las mayorías nacionales- del Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera", señala un comunicado leído a la prensa por Iván Márquez, jefe de la delegación de la guerrilla.

Añadió que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) "conminan al gobierno de Juan Manuel Santos a cesar en la retórica guerrerista que acompaña de falsas promesas de solución a los problemas sociales, y se comprometa públicamente a presentar soluciones prontas, tangibles, aparatadas de la demagogia".

Por su parte, en una declaración grabada y entregada a la prensa antes del inicio de las conversaciones en el Palacio de las Convenciones de La Habana, el jefe de la delegación oficial, Humberto de la Calle, pidió también a la guerrilla celeridad en el diálogo.


Piden celeridad en el diálogo


"Necesitamos avanzar en lo concreto (...), que se tome un nuevo ritmo, caminar adelante. La urgencia sólo tiene el propósito de mantener el apoyo de la ciudadanía, que quiere ver un proceso eficaz, digno, rápido, serio", dijo De la Calle.

Añadió que las conversaciones, iniciadas el 19 de noviembre, están "en una fase de conseguir resultados para un acuerdo de finalización del conflicto".

"El gobierno no quiere cambiar la agenda", pero las FARC no pueden utilizar las propuestas del Foro Agrario para hacer "política armada", dijo De la Calle.

Las propuestas del Foro son "para impulsar el proceso (de diálogo de paz), la participación no es para adelantar la acción política de las FARC, para conseguir hacer política antes, porque no puede haber política armada en Colombia", indicó.

Ambas partes deben debatir los resultados del Foro, en el que se regocieron 546 propuestas presentadas por 1,314 ciudadanos de 522 organizaciones del país.

"Nosotros vamos a analizar muy bien y utilizar como insumo para la discusión de este primer punto de la agenda todo lo que nos han dicho la ciudadanía, las organizaciones sociales y políticas", dijo Márquez.

"Esas propuestas (del Foro) las vamos a llevar a la mesa y harán parte de nuestros puntos de vista para la formulación de la política de desarrollo agrario integral con enfoque territorial para este país, como parte indispensable para la solución del grave conflicto armado que padece Colombia", añadió.