elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos evalúa aún el apoyo logístico que Francia le pidió para respaldar su intervención militar contra grupos islamistas armados en Malí, dijeron el lunes funcionarios estadounidenses.

"Estamos en consultas con los franceses sobre una serie de solicitudes de apoyo que formularon. Examinamos estas peticiones, pero no tengo ninguna decisión para anunciar hoy", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Otro funcionario estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, simplemente dijo que Francia había "pedido ayuda (a Estados Unidos) para el transporte de tropas a África" y medios para el abastecimiento de combustible de sus aviones, que realizan redadas en Malí desde hace cuatro días.

Ya se sabía desde el viernes que Washington planeaba ayudar a París por su compromiso militar en Malí con apoyo "logístico" y "aviones no tripulados de vigilancia".

El jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, dijo el domingo que su país se ha beneficiado de la "asistencia práctica" de sus socios europeos, entre ellos el Reino Unido y Dinamarca, mencionando la colaboración de esos países para el transporte de tropas. "Contamos con el apoyo de los estadounidenses con respecto a las comunicaciones y al transporte", añadió Fabius, sin que esto fuera confirmado en Washington.

Nuland también reiteró que Estados Unidos "comparte el objetivo francés de impedir que los terroristas se benefician de un santuario en la región".

Canadá, por su parte, anunció el lunes que suminstrará un avión de trasporte para asegurar apoyo logístico a la misión francesa en Malí.

"El Gobierno de Canadá se compromete a apoyar a sus aliados y proporcionar un avión de transporte C17 del Ejército Real de Canadá, que no participará en ningún combate, pero apoyará las operaciones durante un período de una semana", anunció el primer ministro canadiense, Stephen Harper, en un comunicado.

Los yihadistas han tomado la ofensiva en Malí, capturando el lunes la localidad de Diabali, ubicada 400 kilómetros al norte de Bamako, mientras amenazan con "golpear el corazón de Francia", país que bombardeó durante cuatro días sus columnas y posiciones, causándoles grandes pérdidas.

La participación de Francia, solicitada por Bamako, mientras tiene lugar la Misión Internacional de Apoyo en Mali (Misma) - una fuerza internacional de más de 3.300 hombres, en su mayoría africanos y autorizada por la resolución 2085 de la ONU el 20 de diciembre - podría durar varios meses.