•   IN AMENAS, Argelia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Numerosos extranjeros seguían desaparecidos el viernes tras el asalto lanzado por el ejército argelino para liberar a los rehenes de un comando islamista en una planta de gas del Sahara, que habría dejado numerosos muertos.

El portal mauritano ANI, usado frecuentemente como canal por grupos islamistas, aseguró que siete extranjeros --tres belgas, dos estadounidenses, un japonés y un británico-- seguían en manos del comando, vinculado a la red Al Qaida.

Una fuente de seguridad argelina indicó que los extranjeros aún en manos del comando eran diez.

Según esa fuente, citada por la agencia oficial argelina APS, “además de 18 terroristas abatidos, 12 empleados argelinos y extranjeros murieron” en la operación lanzada el jueves por las fuerzas especiales en el campo gasífero de Tiguentourine, cerca de In Amenas, a 1,300 km al sudeste de Argel.

Un informe previo de APS señalaba que el operativo permitió liberar a 573 rehenes argelinos y a unos 100 extranjeros, y daba parte de 30 extranjeros desaparecidos.

Trabajaban en ese lugar centenares de argelinos así como personal estadounidense, británico, japonés, noruego, filipino y un irlandés.

Varias capitales occidentales se mostraron críticas ante el operativo de rescate, por considerar que las autoridades argelinas procedieron con cierto apresuramiento, riesgoso para los rehenes.

Soldados malienses y franceses avanzan

El ejército de Malí, apoyado por tropas francesas, proseguía el viernes su avance hacia el norte del país, y retomó el control de la ciudad de Konna, expulsando a tropas islamistas, al tiempo que los responsables por la toma de rehenes en Argelia adelantaron que deseaban negociar el fin de la intervención francesa.

En tanto, reportes contradictorios surgían sobre la situación en la ciudad de Diabali, que el ejército maliense afirmó haber retomado aunque en París el ministro de Defensa aseguró que “no hay combates en estos momentos” en la región.

El ministerio francés de Defensa indicó que no consideraba Diabali retomada, pero no era posible saber con seguridad si los islamistas continuaban en la ciudad que habían copado el lunes.

Las tropas malienses y francesas consiguieron una importante victoria sobre los rebeldes después de varios días de combates en Konna, una ciudad clave a unos 700 kilómetros de Bamako.

“Hemos conseguido el control total de Konna después de provocar graves bajas al enemigo”, señaló el ejército maliense en un breve comunicado.