•   Miami EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Decenas de armas, en su mayoría escopetas de caza y revólveres, fueron entregadas ayer por la ciudadanía a las autoridades de Miami, que a cambio ofrecían desde un par de entradas para ver a los Heat de baloncesto, hasta tarjetas de dinero para gastar en centros comerciales.

En esta primera jornada, la iniciativa, organizada por el Ayuntamiento y la Policía de Miami, tuvo una gran acogida, ya que decenas de personas se acercaron desde temprano a entregar armas que tenían en casa, sabiendo que las autoridades se comprometían a no hacer pregunta alguna sobre su procedencia.

Bajo el título “Gun buy back operation” (Operación de recompra de armas), el consistorio de Miami quiere reducir el número de armas que hay en las calles y ha establecido tres fines de semana consecutivos en sendas iglesias locales.

“El objetivo es convertir a Miami en una ciudad más segura”, afirmó a Efe el sargento de la Policía, Freddy Cruz, al tiempo que el alcalde de la ciudad, Tomás Regalado, se mostró muy preocupado por el hecho de que en el sur de la Florida haya niños con acceso a las armas que sus padres tienen en casa.

Obama propone medidas

El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso el miércoles pasado en la Casa Blanca un conjunto de medidas para reducir la violencia armada.

Además, pidió al Congreso una renovación en la prohibición de la venta de armas de asalto.

 

Entrega sin preguntas

Una vez que se comprueba que las armas están descargadas, los agentes las guardan para que la Policía científica investigue si han sido utilizadas en algún tipo de crimen.

La Policía de Miami aseguró que el hecho de que las personas entreguen anónimamente las armas ayuda a la participación de esta recolecta, ya que los vecinos no han de dar ningún tipo de explicación ni información personal a las autoridades en el momento de entregarlas.

El próximo fin de semana se llevará a cabo una iniciativa similar en el conflictivo barrio de Overtown y el siguiente en la popular Little Habana.