•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los numerosos actos y celebraciones que rodean la segunda investidura del presidente estadounidense, Barack Obama, contarán con una nutrida representación de hispanos, quienes tendrán su propia gala este domingo y aportarán su talento musical a los bailes inaugurales.

La actriz Eva Longoria, el cantante José Feliciano y el tenor peruano Juan Diego Flórez son algunos de los hispanos destacados que se reúnen en la capital estadounidense para participar en los eventos por la toma de posesión de Obama, reelecto en noviembre en parte gracias al cada vez más importante voto latino.

La noche de este domingo, tras el juramento de Obama de su segundo mandato, tendrá lugar el principal acto hispano, una gala en el teatro Kennedy Center, donde se darán cita los principales rostros de la primera minoría del país.

Además de Longoria, estrechamente vinculada al gobierno de Obama, asistirán estrellas como el cineasta Robert Rodríguez y el actor español Antonio Banderas, y numerosos políticos hispanos, entre ellos el joven alcalde de San Antonio, Texas, Julián Castro, quien tuvo una participación destacado en la pasada convención demócrata.

La velada estará amenizada por entre otros los salseros Marc Anthony y Frankie Negrón, José Feliciano, el tradicional Coro de Niños de San Juan de Puerto Rico y la Orquesta Sinfónica Panamericana, en tanto el evento servirá para recaudar fondos para el futuro Museo Latino en Washington.

Los hispanos también ocuparán un sitial destacado durante los tradicionales bailes inaugurales del lunes, cuando los veteranos rockeros mexicanos de Maná y Marc Anthony deleitarán a los asistentes, entre ellos el propio Obama, en el Centro de Convenciones de la capital estadounidense.

Maná, un cuarteto mexicano que ha sido merecedor de múltiples premios Grammy, apoyó activamente la reelección de Obama el año pasado.

En paralelo, los hispanos han sostenido encuentros el fin de semana, entre ellos un simposio en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) para debatir las prioridades de los hispanos, incluida una reforma migratoria integral.

"Los latinos jugaron un papel clave en las elecciones e ayudaron a inclinar la balanza para que Obama obtuviera la victoria. Pero no vamos a esperar otros cuatro años para tener un impacto en el futuro del país", dijo recientemente Eva Longoria.

Obama, quien recibió el 71% del voto hispano en las pasadas elecciones de noviembre, ha prometido actuar en breve para buscar una reforma migratoria que abra la vía para formalizar la situación de los más de once millones de indocumentados, en su mayoría latinoamericanos, que viven en Estados Unidos.