elnuevodiario.com.ni
  •   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, TSJ, de Venezuela, Luisa Estella Morales, ratificó hoy el compromiso de ese poder de continuar construyendo el "socialismo bolivariano del siglo XXI" y de caminar "día a día" con el pueblo.
       
Al inaugurar el año judicial 2013, Morales destacó que ese poder se ha afianzado sobre "cimientos sólidos" y está comprometido a cumplir sus metas en armonía con un plan patrio, basado en la participación popular, el buen Gobierno y la defensa de independencia conquistada hace 200 años.
       
"Como Poder Judicial asumimos continuar construyendo un Estado democrático social, de derecho y de justicia, el socialismo bolivariano del siglo XXI en Venezuela para asegurar la mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad para nuestro pueblo", agregó la magistrada.
       
El TSJ ha sido muy criticado por la oposición venezolana, así como grupos en el exterior que se declaran "exiliados", por haber avalado el aplazamiento indefinido de la investidura presidencial de Chávez para el mandato 2013-2019, que según la Constitución debía haber sido el 10 de enero, y la continuidad del Gobierno correspondiente al anterior mandato, en ausencia del presidente.
       
Chávez, de 58 años, convalece en Cuba de una compleja operación realizada el 11 de diciembre por el cáncer que le fue diagnosticado en 2011.
       
Morales fue quien anunció el 9 de enero que la juramentación de Chávez podía postergarse y el Ejecutivo continuar, tal como defendía el chavismo y como había avalado ya la Asamblea Nacional.
       
Durante la sesión de hoy, Morales dijo que siglo y medio después de la gesta encabezada por el libertador Simón Bolívar, Venezuela ha logrado la independencia política basada en "la dignidad y la conciencia" de un pueblo que "ha superado la hegemonía neocolonial" y está identificado con sus raíces históricas y culturales.
       
"El pueblo tiene voluntad y ejerce la democracia y la redimensiona el pueblo no es un ente abstracto, es la base fundamental de la democracia, con esta convicción marchamos hacia la independencia", añadió Morales en un acto al que asistió Nicolás Maduro, vicepresidente del país y a quien Chávez presentó como su sucesor político antes de viajar a Cuba el 10 de diciembre.