•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden se detuvieron algunos instantes frente al busto de Martin Luther King en el Capitolio, antes de iniciar el tradicional desfile por las calles de Washington hasta la Casa Blanca este lunes, día de su segunda investidura.

Luego de la ceremonia y el almuerzo junto a los congresistas en el Capitolio, sede del Congreso, este lunes, Barack Obama, Joe Biden y sus esposas se detuvieron frente al imponente busto del defensor de los derechos civiles de los negros en Estados Unidos, asesinado el 4 de abril de 1968 en Memphis (Tennessee, sur).

Durante la ceremonia de investidura, el presidente juró públicamente su segundo mandato sobre dos ejemplares de la Biblia, una de las cuales perteneció precisamente a Martin Luther King, figura que Obama admira, y a quien hizo referencia durante su discurso de investidura.

Este lunes, además, coincidió con el feriado que se celebra en Estados Unidos en honor a Martin Luther King.