•   BRASILIA  |
  •  |
  •  |
  • AP

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva recuperó los niveles de popularidad más altos que tenía en los primeros meses de su mandato, según una encuesta divulgada el lunes que dio al líder brasileño 77,7 por ciento de apoyo a su gestión.

La consulta trimestral de la encuestadora Sensus para la Confederacion Nacional del Transporte (CNT) situó la popularidad de Lula en el nivel más alto desde julio de 2003, en el primer semestre de su mandato, cuando logró 77,6 por ciento de aprobación.

Ricardo Guedes, director de Sensus, explicó que el buen desempeño de la economía y los programas sociales explican el nivel de respaldo del gobernante a pocas semanas de elecciones municipales consideradas decisivas para medir fuerzas de cara a las presidenciales de 2010.

''Sin duda la evaluación de Lula es la mejor en la serie de CNT/Sensus desde 1998'', comentó Guedes al presentar a la prensa los resultados de la encuesta, realizada del 15 al 19 de septiembre entre 2.000 personas, con un margen de error de tres puntos porcentuales.

''El crecimiento de la aprobación del presidente puede ser explicada por el buen momento de la economía y por el discurso directo que él tiene con la población'', comentó Guedes, quien citó también los ''buenos resultados'' de programas sociales impulsados por Lula, como hambre-cero, beca familia, beca alimentación y beca escuela, que transfieren recursos a los más pobres.

El respaldo a Lula ha crecido sistemáticamente a lo largo de 2008, luego de que en años anteriores se vio golpeada por escándalos de corrupción que alcanzaron a miembros de su gobierno.

Según la encuesta, 75,3 por ciento de los consultados afirmaron que votarían por un candidato apoyado por el gobierno para dar continuidad a los programas sociales.

La popularidad de 77,7 por ciento de Lula representa un incremento desde 69,3 por ciento alcanzado en la encuesta anterior de CNT/Sensus, en abril.

La misma consulta señaló que 16,6 por ciento de los encuestados desaprueban de la gestión de Lula y 5,7 por ciento no opinó.

Según Guedes, Lula es el principal ''polo electoral'' o la figura con mayor incluencia en la decisión de los votantes durante procesos de elección popular, como las municipales del 5 de octubre y las presidenciales de 2010.