•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno de Costa Rica hizo este lunes un llamado al Congreso para que apruebe "de urgencia" modificaciones a una ley de biodiversidad, hallada inconstitucional por el máximo tribunal del país y que es el último requisito para que el país ponga en vigencia el tratado de libre comercio con Estados Unidos (TLC).

"Hace más de cuatro años que se firmó el TLC y hace 11 meses que fue aprobado en un referendo (el 7 de octubre de 2007), debemos darle vuelta a esta página", manifestó en conferencia de prensa el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias.

"Si hay voluntad política en la Asamblea Legislativa (Congreso) se pueden hacer correcciones (a la ley) en poco tiempo", dijo Arias quien reconoció que hay "gran preocupación" en las esferas oficiales ante la posibilidad de que Costa Rica quede fuera del TLC entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana.

La semana pasada, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia -conocida como Sala IV- declaró inconstitucional un inciso de la Ley de Biodiversidad que acababa de ser aprobada por los diputados.

Los magistrados basaron su decisión en que el proyecto debió ser sometido a una consulta previa de las comunidades indígenas del país, con base en el artículo 169 del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) del que Costa Rica es signataria.

La ley es el último de 13 proyectos de ley que Costa Rica tenía que aprobar para poner en vigencia el TLC, y para lo cual tenía como fecha límite el 30 de setiembre próximo.

Este lunes, una comisión legislativa propuso eliminar el conflictivo inciso para evitar la consulta a los indígenas, que podría consumir entre seis meses y un año.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Francisco Pacheco, aseguró que si los partidos políticos adquieren el compromiso de no bloquear la aprobación de la ley, el problema se resolvería en menos de un mes.

Por su parte, el presidente Oscar Arias se reunirá a partir del martes, en Washington y Nueva York, con autoridades económicas estadounidenses, a fin de solicitarles una nueva ampliación del plazo para terminar de aprobar las llamadas "leyes complementarias".

Se espera que Arias participe en una reunión con el presidente estadounidense George W. Bush junto a otros de sus colegas centroamericanos.