Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Golpeada por tres derrotas electorales, la oposición ecuatoriana trata de evitar un nuevo revés en el referendo constitucional del domingo, con una campaña mediática agresiva, y por momentos sucia y caricaturesca contra el presidente Rafael Correa, estimaron analistas.

Los adversarios del gobierno, que según expertos han perdido poder de convocatoria, colmaron las pantallas con “publicidad sucia” que en algunos casos debió ser suspendida por las autoridades o derivaron en demandas ante el tribunal electoral.

“La oposición ha hecho una campaña muy débil y recurrió a exageraciones evidentemente falsas sobre el contenido (del proyecto oficialista) de Constitución”, dijo a la AFP el analista Carlos Espinosa, de la Universidad San Francisco de Quito (privada).

En su opinión, Correa “fue muy hábil al introducir ambigüedades en el proyecto que neutralizaron a sus contrincantes”, que optaron entonces por el marketing político desabrido y muchas veces ofensivo para los televidentes.

Algunas cuñas mostraron a hijos consumiendo marihuana y reprochándole a sus madres por apoyar un proyecto que despenalizaba la droga; o a Correa hablando de lo bien que come ahora que hay un chef belga cocinando en Palacio mientras, en imágenes contrastadas, las mujeres que quejaban de la carestía de los alimentos.

A la par con ello, la Iglesia Católica y la oposición echaron a rodar frases efectistas comparando la Carta Política con “una rica torta a la que le han puesto gotitas de cianuro” o con “una gorda horrorosa” de 444 artículos o con “un traje a la medida” del presidente.

Asimismo, a varios lugares llegaron cartas de Póker con la imagen de Correa como El Acertijo, Dos Caras o el Guasón, los enemigos del personaje de Batman, con leyendas como: “Lo tuyo ya es de todos”, en alusión al supuesta amenaza que se cierne sobre la propiedad privada.

“Lo que pone en evidencia esta campaña es que no hay una propuesta alternativa frente al gobierno, además que muestra que la poca oposición que hay está situada por lo menos un siglo detrás discutiendo asuntos de religión que ya fueron superadas largamente”, señaló el analista Simón Pachano.

El politólogo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) se refirió a la oposición de la Iglesia Católica y de movimientos conservadores que repartieron a las afueras de los templos publicidad con imágenes de fetos destrozados, de hombres embarazados o sosteniendo relaciones sexuales.

Aun cuando en la Carta Política no se menciona explícitamente el aborto o el matrimonio entre homosexuales, los obispos estiman que su redacción es ambigua y deja abierta la puerta a la legalización de esas prácticas.

El profesor de la Universidad San Francisco cree que los opositores hicieron una “campaña vergonzosa” que terminó favoreciendo al gobierno, que por su parte “explotó los fondos públicos en una fórmula ganadora: la imagen del presidente”.

Las encuestas proyectan una victoria del gobierno con un 60% del promedio de los votos, lo que a juicio de Pachano remarca a su vez el fracaso de “la oposición, su falta de ideas, de poder y de estrategia para enfrentar el fenómeno político que es Correa”.

Los contradictores del gobierno “cometieron un error al usar un tipo de campaña que beneficia a Correa, porque es un hombre hábil en tarima, carismático, que sabe venderse ante el electorado y que por ahora no tiene quién compita con él en liderazgo”, agregó el politólogo.