•  |
  •  |
  • END

SANTONA / AFP
Un militar murió y otro resultó herido la madrugada de ayer lunes al estallar un coche bomba frente a una academia militar en Santoña (Cantabria, norte), en el tercer atentado en 24 horas atribuido a ETA, que las autoridades calificaron de “demostración de fuerza” de la organización separatista armada vasca.

El brigada Luis Conde de la Cruz murió en la madrugada de este lunes y otro militar resultó herido al explotar un coche bomba ante una escuela militar de Santoña después de que un interlocutor anónimo que dijo hablar en nombre de ETA, advirtiera de la inminencia de la explosión.

De la Cruz es la quinta víctima mortal de ETA desde que la organización armada puso fin al alto el fuego permanente en junio de 2007, que de hecho había roto el 30 de diciembre de 2006 con un atentado en el aeropuerto de Barajas, que mató a dos ecuatorianos.

ETA vuelve a matar, dice Rodríguez Zapatero
El atentado de Santoña fue el tercero de ETA en apenas 24 horas tras los perpetrados en el País Vasco (norte) en la madrugada del domingo contra la sede de la caja de ahorros Caja Vital en Vitoria, tras una llamada previa de aviso, y contra una comisaría de la policía regional vasca en Ondarroa, en el que resultaron heridas diez personas, seis de ellas policías.

“Hoy ETA ha vuelto a matar”, afirmó ayer lunes el presidente del gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, en una declaración institucional en la que aseguró que “la sociedad española nunca cederá, nunca se someterá a los dictados de la banda terrorista ETA”.

Varias concentraciones de protesta tuvieron lugar a mediodía de ayer lunes en diversos puntos de España, mientras en el Congreso de los Diputados, los grupos políticos leyeron una declaración conjunta de rechazo al atentado asegurando que los miembros de ETA “nunca conseguirán sus objetivos”.

Zapatero expresó sus condolencias a la viuda y a Iván, hijo del militar asesinado, quien afirmó a los periodistas al borde de las lágrimas que “ETA no se va a salir con la suya nunca”, y pidió al Gobierno “a ver si puede parar esto y deja de morir gente inocente por causas que no comprendemos”.

El cuerpo del fallecido fue trasladado a la academia de Artillería de Segovia (centro), donde estaba destinado y donde en la mañana del martes tendrá lugar un funeral.

Las tres acciones de ETA en un solo día han sido consideradas “una demostración de fuerza” de la organización separatista armada vasca ante los últimos golpes judiciales contra ésta y su entorno.

El Ministerio del Interior español temía que “ETA intentara hacer una demostración de fuerza tras los últimos acontecimientos en nuestro país (...) que ETA intentara una barbaridad”, dijo el titular de esa cartera, Alfredo Pérez Rubalcaba, en rueda de prensa desde Santoña.

Atentados enloquecidos
Rubalcaba se refería a la desarticulación en julio pasado del comando “Vizcaya” de ETA y la reciente ilegalización por la justicia española de los partidos independentistas vascos Acción Nacionalista Vasca (ANV) y Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) por su relación con Batasuna, el brazo político de ETA ilegalizado también desde 2003.

“ETA, con sus bombas y asesinatos, no reclama nada, no pretende negociar nada; porque el que asesina, asesina”, afirmó el lehendakari (presidente regional) vasco, Juan José Ibarretxe, quien expresó su “asco” hacia ETA, considerada responsable de la muerte de 824 personas en 40 años de violencia terrorista por la independencia del País Vasco.

“Capacidad operativa tiene (ETA), y así nos lo ha hecho saber. Eso no habla ni a favor ni en contra de su debilidad. A veces, la mayor debilidad se expresa con este tipo de atentados enloquecidos”, dijo Rubalcaba, quien afirmó no saber si los atentados son obra de un comando o de otro tipo de activistas.

Estas acciones son una “respuesta evidente” de ETA a las últimas acciones judiciales españolas, comentó Gorka Landaburu, especialista en el tema de ETA y director del semanario Cambio 16.

El grupo armado ha emprendido un “nuevo pulso” con el poder socialista tras el intento frustrado de diálogo iniciado por Zapatero en 2006, frustrado con la decisión de ETA de romper su alto el fuego permanente, consideró Landaburu, para quien los moderados de la organización, favorables a un nuevo proceso de paz, están condenados al silencio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus