elnuevodiario.com.ni
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El conservador Partido Popular (PP), que gobierna en España, anunció este lunes que emprenderá acciones judiciales contra todos aquellos que "han publicado" o "filtrado" informaciones que implican a sus dirigentes en un supuesto caso de corrupción.

Estas acciones judiciales serán contra "personas o grupos de personas que han atribuido al PP o a sus órganos de dirección acciones ilegales o irregulares", declaró Carlos Floriano, el número tres del Partido Popular, en una rueda de prensa.

"Todos aquellos que hayan podido filtrar" las acusaciones y "aquellos que las hayan publicado" serán objeto de acciones judiciales, afirmó. "Todos" repitió en numerosas ocasiones, aunque sin precisar en ningún momento quienes serán los grupos y personas demandados.

El nombre del jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, presidente del PP desde 2004, apareció el pasado jueves entre los documentos contables manuscritos publicados por el diario El País que supuestamente pertenecían a dos extesoreros del partido, Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta.

Según esos documentos, apuntó el periódico, el actual jefe de Gobierno recibió entre 1997 y 2008 "pagos por un total de 25.200 euros al año" en forma de donaciones procedentes de empresarios privados.

El nombre de otros dirigentes del partido, entre ellos María Dolores de Cospedal, su número dos, aparecieron también en la prensa.

El PP afirmó entonces actuar siempre dentro de la estricta legalidad y que sus cuentas eran "transparentes". Por su parte, Rajoy desmintió el sábado haber cobrado "dinero negro" y anunció que publicará esta semana su declaración de la renta y su patrimonio.

Bárcenas, antiguo tesorero del PP, calificó este lunes el asunto de "burda manipulación", desmintiendo que Rajoy hubiera cobrado sueldos irregulares y la existencia de una contabilidad paralela.

"Le estoy diciendo que es una burda manipulación" respondió Bárcenas, a preguntas de la cadena de televisión Antena 3, antes de insistir en que "ni existe ni ha existido ninguna libreta secreta".

Las revelaciones de la semana pasada, en un país harto de la multiplicación de los casos de corrupción, levantaron una ola de indignación popular.

El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el principal grupo de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidó el domingo la dimisión de Rajoy.

Rubalcaba entendió que el jefe del Gobierno no está a la altura de afrontar "la situación muy grave" que atraviesa España, donde la crisis económica y social se añade a la crisis de confianza hacia la clase política y un profundo malestar en la opinión pública.