elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Más de un tercio de los estudiantes universitarios en Colombia ha probado algún tipo de droga, excluyendo el alcohol, el tabaco y los fármacos, de acuerdo con un estudio realizado por la OEA y presentado este martes por el ministerio de Justicia.

El estudio realizado entre mayo y diciembre de 2012 por la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la Organización de Estados Americanos (OEA), halló que 33.9% de los estudiantes universitarios en Colombia ha probado en algún momento una sustancia ilícita o de uso indebido y 16.4% lo ha hecho en el último año.

La marihuana figura como la droga de uso más extendido, con 31.2% que la ha probado alguna vez en la vida y 15% en el último año. La edad promedio de inicio es 18 años.

En segundo lugar aparece el LSD, con 5% que la ha probado en algún momento y 3.1% que la ha consumido en el último año. En promedio, los universitarios se inician en esta droga a los 19 años.

Otras drogas de consumo entre los universitarios colombianos son la cocaína (7% la ha probado), los estimulantes como éxtasis, anfetaminas y metanfetaminas (3.5%) y el basuco o crack (0,6%).

También se presenta el uso de sustancias que no son consideradas drogas ilícitas, pero cuyo consumo se realiza con fines similares, como los inhalables, especialmente el Popper, que ha sido probado por 8% de los consultados.

"Esto lo que nos muestra es que hay un problema de salud que tiene que enfrentar el gobierno", dijo el viceministro de Justicia, Farid Benavides, al divulgar el informe.

El gobierno colombiano se apresta a presentar ante el Congreso un nuevo estatuto nacional antidrogas, con el que pretende dar un giro en la política interna frente a los estupefacientes para privilegiar la prevención y el tratamiento en el consumo.

Ese proyecto contempla, entre otros puntos, despenalizar la tenencia de una dosis personal para las drogas sintéticas, de manera análoga a lo que ocurre actualmente con la marihuana y la cocaína. También plantea el establecimiento de centros especializados para el tratamiento de adictos.

"Eso no significa que las drogas sean lícitas, hablamos de drogas ilícitas lo cual significa que el resto de la cadena que es cultivo, producción y tráfico se tratará como un delito", aseguró Benavides este martes.

Colombia, el principal productor mundial de cocaína -con 345 toneladas en 2011, según cifras de la ONU-, insiste en reformular la estrategia internacional contra las drogas, al considerar que no ha tenido éxito pese al elevado costo en violencia que han pagado los países productores y aquellos que sirven de tránsito de estas sustancias.