•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Miles de trabajadores de la estatal Petróleros Mexicanos, sacudida el pasado jueves por una poderosa explosión que dejó 37 muertos, reanudaron labores este miércoles en un ambiente de nerviosismo y de luto expresado con moños negros colocados en la ropa.

Los trabajadores empezaron a llegar desde las 6H30 locales (12H30 GMT) al complejo administrativo de Pemex, dominado por una torre de 54 pisos y enclavado en una céntrica avenida de la capital mexicana donde se ha normalizado paulatinamente el tráfico vehicular.

Las labores quedaron suspendidas desde la tarde del jueves, cuando una explosión provocada por una acumulación de gas, según las primeras indagatorias de la fiscalía general, destruyó tres pisos de un edificio de 13 pisos destinado al área de recursos humanos.

"Nos dieron la bienvenida desde que llegamos, los del sindicato nos dijeron que ya todo fue revisado, que es seguro estar aquí, que no nos preocupemos", comentó a la AFP Guadalupe Gómez, que lleva un moño negro en su brazo.

"Pero la verdad uno regresa triste, ya no será lo mismo, murieron muchos compañeros. Tengo más de 10 años aquí y es como llegar a un lugar distinto", añadió.

En el edificio donde tuvo lugar el estallido prosigue el levantamiento de escombros mientras peritos recaban posibles elementos para determinar con mayor precisión cómo se desató esta tragedia, la mayor que ha sufrido en su sede administrativa esta empresa estatal, el principal contribuyente fiscal del país.

Los empleados que laboraban en la torre siniestrada fueron reubicados en otros edificios del complejo.

"La verdad, yo no termino de estar tranquilo. Hay muchas versiones, dicen que ayer estuvo un equipo antibombas buscando donde fue la explosión", comenta un empleado que trabajaba en el edificio afectado y que pidió no ser identificado.

La noche del martes, un hospital de Pemex fue evacuado parcialmente por una falsa amenaza de bomba, pero cuerpos especializados no encontraron artefacto alguno.

En un costado de la sede administrativa de Pemex permanecen decenas de veladores y una imagen de la virgen de Guadalupe colocadas por trabajadores el fin de semana, en recuerdo de sus 37 compañeros fallecidos.