•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un edificio de la sede central de la estatal Petróleos Mexicanos, sacudida el pasado jueves por una explosión que dejó 37 muertos, fue evacuado este miércoles tras detectarse un olor extraño que, informó la empresa, era en realidad comida putrefacta.

"Nos ordenaron a evacuar, personal de seguridad nos dijo que desalojáramos el edificio porque se supuestamente se detectó un olor a gas", comentó poco después del mediodía a la AFP una empleada de Pemex estatal que pidió no ser identificada.

Sin embargo, en su cuenta oficial de Twitter, Pemex informó unos 20 minutos después que el desalojo había concluido una vez que se "comprobó que el olor que se percibió fue producto de comida guardada en una bolsa desde el pasado jueves"

La evacuación provocó algunas escenas de nerviosismo entre los empleados, que hoy regresaron a trabajar tras la suspensión de labores en México el pasado jueves luego de que una poderosa explosión, originada por una acumulación de gas que se expandió en el sótano, según la fiscalía general, destruyera los tres pisos de un edificio entero.

La jornada en la sede administrativa de Pemex, enclavada en una céntrica avenida y donde se estima acuden diariamente unas 10.000 personas diariamente, la mayoría trabajadores, empezó en un ambiente de nerviosismo y de luto expresado con moños negros colocados en la ropa.

"Nos dieron la bienvenida desde que llegamos, los del sindicato nos dijeron que ya todo fue revisado, que es seguro estar aquí, que no nos preocupemos", comentó a la AFP Guadalupe Gómez, que lleva un moño negro en su brazo.

En el edificio donde tuvo lugar el estallido continúa el levantamiento de escombros mientras peritos seguían trabajando para reunir elementos y determinar con mayor precisión cómo se desató esta tragedia, la mayor que ha sufrido en su sede administrativa esta empresa estatal, el principal contribuyente fiscal del país.

Los empleados que trabajaban en la torre siniestrada fueron reubicados en otros edificios del complejo.

"Yo no termino de estar tranquilo. Hay muchas versiones, dicen que ayer estuvo un equipo antibombas buscando donde fue la explosión", comenta un empleado que trabajaba en el edificio afectado y que pidió no ser identificado.

La noche del martes, un hospital de Pemex fue evacuado parcialmente por una falsa amenaza de bomba, pero cuerpos especializados no encontraron en su búsqueda artefacto alguno.

En un costado de la sede administrativa de Pemex permanecen decenas de veladores y una imagen de la virgen de Guadalupe colocadas por trabajadores el fin de semana, en recuerdo de sus 37 compañeros fallecidos.