•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, aseguró este miércoles que las denuncias por corrupción contra su partido por parte de la mayoría oficialista en el Parlamento buscan atacar su liderazgo, a la vez que negó las acusaciones por las que los chavistas pidieron penas de cárcel.

"Empezaron también a montar ollas (invenciones) contra personas de mi equipo. Que aquí nadie se confunda, esto no es ni contra (los diputados Richard) Mardo ni contra (Tomás) Guanipa ni contra (Gustavo) Marcano: aquí lo que quieren es venir por mí", aseguró Capriles.

El martes, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), el oficialista Diosdado Cabello, presentó varios cheques y depósitos de empresas privadas recibidos por Mardo y Marcano para financiar la actividad política de su partido Primero Justicia (PJ).

Según Cabello, los cheques no fueron debidamente declarados y advirtió que "la justicia los va a meter presos (a los diputados)".

"Lo que quieren es que cunda el miedo" y "poner de rodillas" a la oposición, arremetió Capriles.

En el mismo sentido, el secretario general de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la variopinta coalición que agrupa a la oposición, Ramón Guillermo Aveledo, dijo este miércoles que "no hay un solo hecho ilícito entre los que el presidente de la AN refirió ayer".

"Todo el mundo tiene razones para precuparse hoy, porque lo que es uso arbitrario del poder contra unos diputados puede ser mañana contra empresarios, dirigentes sindicales, dirigentes estudiantiles o rectores de la universidad", aseguró Aveledo.

Por su parte, Mardo y Marcano presentaron en rueda de prensa junto a Aveledo pruebas sobre el destino de los cheques, esencialmente obras sociales.

"Vamos a acudir adonde nos llamen para demostrar la verdad", aseguró Mardo.

En Venezuela, la actividad política puede ser financiada por donaciones privadas e ilimitadas, siempre y cuando no sean anónimas ni extranjeras, y sean declaradas ante el Consejo Nacional Electoral.