elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La empresa mixta venezolano-salvadoreña ALBA Petróleos anunció hoy un programa de becas para estudiantes pobres en un nuevo paso de su expansión, que ha generado polémica con un sector empresarial de El Salvador.

ALBA Becas estará dotada con 2,2 millones de dólares, procedentes de las ganancias del negocio de combustibles que maneja ALBA Petróleos, y beneficiará a unos 3.400 estudiantes, explicó en el acto de lanzamiento el presidente de la Asociación Intermunicipal Energía para El Salvador (Enepasa), Francisco Castaneda.

Enepasa reúne a 20 alcaldías salvadoreñas controladas por el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y en 2006 constituyó ALBA Petróleos con la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), como parte del programa Petrocaribe impulsado por el presidente venezolano, Hugo Chávez.

El lanzamiento de ALBA Becas se da después de que, el 15 de enero pasado, ALBA Petróleos abriera Tu Financiera con un capital de cinco millones de dólares para otorgar créditos a microempresarios a bajas tasas de interés.

ALBA Petróleos opera una terminal petrolera y una treintena de gasolineras que venden combustible y lubricantes venezolanos en todo el país, y desde el año pasado maneja ALBA Alimentos, que financia a campesinos y pequeños productores agropecuarios.

Además, ya anunció ALBA Médica, que ofrecerá servicios médicos, y una inversión para ayudar a los transportistas a sumarse a un nuevo sistema de pago por adelantado que se establecerá en el transporte público.

Al temprano calor de la campaña para las elecciones presidenciales de 2014, esta expansión de la petrolera venezolana ha desatado una serie de acusaciones de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), tradicionalmente vinculada al partido opositor, la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Los señalamientos van desde competencia desleal, ventajismo político del FMLN y uso de recursos del Estado hasta lavado de dinero y vínculos con Irán, todos rechazados por ese partido, formado por la antigua guerrilla izquierdista que combatió contra el Ejército salvadoreño durante la guerra civil (1980-1992).

La ANEP pasó de las palabras a los hechos y este martes su director ejecutivo, Arnoldo Jiménez, presentó "un aviso" ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que investigue las operaciones de ALBA Petróleos.

El coordinador general del FMLN, Medardo González, ha anunciado una demanda contra Jiménez por difamación, porque aseguró a la prensa que ALBA Petróleos supuestamente lava dinero.

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, dijo hoy a los periodistas que prefería "esperar que las investigaciones se hagan", pero advirtió de que "cualquier alegado de lavado de dinero es siempre bien preocupante y se debe investigar".