•   Damasco, Siria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los combates se intensificaban el jueves en la región de Damasco entre rebeldes y fuerzas del régimen de Bashar Al Asad, al que el jefe de la oposición dirigió un ultimátum condicionando su reciente oferta de diálogo.

Estos enfrentamientos en los alrededores de la capital, donde están emboscados los insurgentes, ya habían dejado el miércoles más de 60 muertos.

El ejército se declaró “determinado a aplastar el terrorismo alrededor de la capital y en las grandes ciudades”, y afirmó haber “matado a decenas de terroristas que pensaban atacar y entrar en Damasco”, según el diario afín al poder, Al Watan.

Por otro lado, piratas informáticos que se declararon miembros del “Ejército electrónico sirio”, que apoya al régimen, atacaron las cuentas Twitter y Facebook de Sky News Arabia, anunció este jueves la cadena con sede en Abu Dhabi.

El pirateo se produjo, según indicó este “ejército” en un comunicado, debido a la “parcialidad” de los medios extranjeros en la cobertura del conflicto en Siria.

Paralelamente, la oferta de diálogo dirigida al régimen por el jefe de la oposición siria, Ahmed Moaz al Jatib, parecía comprometida tras el ultimátum lanzado por este al gobierno.

Jatib exigió, en entrevista al servicio árabe de la BBC, la puesta en libertad antes del domingo de todas las presas encarceladas por el régimen, o en caso contrario retiraría su oferta.

El 30 de enero, Jatib dijo estar dispuesto “a negociaciones directas con representantes del régimen sirio” con la condición de que se libere a “160,000 detenidos” tras la insurrección contra el régimen.

El ultimátum de Jatib se produce después de violentas críticas contra esta oferta de diálogo, procedentes de las propias filas de la oposición.