•   San Francisco, EU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fabricante estadounidense de computadoras Hewlett-Packard anunció este viernes que tomará medidas severas contra las condiciones laborales a las que están sometidos los trabajadores temporales y estudiantes que prestan sus servicios a sus proveedores chinos.

La decisión llega tras la implementación por parte de su rival, y vecino de Silicon Valley, Apple de un programa para mejorar las condiciones de los empleados en las factorías chinas que producen sus codiciados productos.

En este sentido, HP anunció sus nuevas directrices aplicables a los estudiantes y trabajadores temporales en China con el objetivo de reforzar las leyes laborales locales e introducir medidas "más allá de las expectativas regulatorias" para los proveedores.

"Los estudiantes y trabajadores temporales son dos grupos muy vulnerables entre la fuerza de trabajo china", subrayó Sanna Johnson, directora ejecutiva del Centro para los Derechos de los Niños y Responsabilidad Social Corporativa en China.

Estos grupos "acceden frecuentemente al puesto laboral con experiencia limitada y apoyo".

En sentido, HP cooperó con el centro para facilitar los cambios.

"Trabajamos estrechamente con los proveedores para desarrollar nuestras nuevas guías para estudiantes y trabajadores temporales y asegurarnos los más altos estándares de gestión ética del personal", anunció el vicepresidente de las cadenas de proveedores, Tony Prophet.

Además de establecer compensaciones obligatorias, las directrices de HP requieren que los trabajadores sean libres para marcharse o presentar quejas sin miedo a represalias.

Por otra parte, el número de trabajadores estudiantes debe estar limitado a "niveles aceptables" con la mayoría de empleados gozando con un estatus de tiempo completo, según HP. Además, los trabajos destinados a estudiantes deben estar relacionados con sus áreas de estudio.

HP anunció que las nuevas directrices entran en vigor inmediatamente y que su cumplimiento será supervisado con auditorias continuas, así como con otros programas.

La empresa estadounidense cuenta con una extensa cadena de proveedores que abarca más de 45 países.

Por su parte, Apple incrementó el año pasado su vigilancia sobre los trabajadores menores de edad, los horarios excesivos y otros abusos cometidos en las plantas chinas que trabajan para la compañía.