elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos está "evaluando" sus siguientes pasos para frenar la matanza de civiles en Siria, señaló el viernes el nuevo secretario de Estado, John Kerry.

"Hay demasiadas muertes y demasiada violencia y obviamente nosotros vamos a tratar de buscar una manera" de detener esa situación, dijo Kerry, y añadió que es una situación "muy complicada y muy peligrosa".

"En estos momentos estamos evaluando (la situación), estamos viendo los siguientes pasos, particularmente diplomáticos, que pueden tomarse para reducir la violencia y lidiar con esta situación", señaló Kerry en su primera comparecencia ante la prensa como jefe de la diplomacia estadounidense.

La Casa Blanca defendió su decisión de rechazar armar a la oposición siria, como habían propuesto el año pasado algunos miembros del gabinete del presidente Barack Obama.

El secretario de Defensa Leon Panetta señaló durante una sesión ante el Senado el jueves que respaldó los planes de armar y entrenar a grupos rebeldes que luchaban contra las fuerzas del presidente Bashar al-Assad, una iniciativa propuesta por la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton y el ex jefe de la CIA David Petraeus.

El gobierno de Obama optó por ofrecer ayuda humanitaria y material no letal, como equipos de comunicación.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney consideró que el problema no era la falta de armas en Siria, dando a entender que los rebeldes las obtenían de otros países de la región.

Carney señaló que la prioridad de Estados Unidos fue asegurar que sus armas no terminaban en las manos equivocadas que pudieran crear más peligro a "Estados Unidos, el pueblo sirio o Israel".