•  |
  •  |
  • AFP

Violencia, impunidad, violaciones de los derechos humanos o las desigualdades amenazan la paz social y el desarrollo en Centroamérica, donde algunos países registran más víctimas ahora que durante los conflictos armados de los años 80, según un informe elaborado por un grupo de organizaciones sociales.

El "secuestro" de los Estados del área por el narcotráfico y empresas transnacionales, así como el incremento de la violencia pueden provocar estallidos sociales, estimó en rueda de prensa la dirigente del Equipo regional de monitoreo y análisis de la situación de derechos humanos en Centroamérica, la salvadoreña Celia Medrano.

"Estos focos de conflictividad social de no ser atendidos de manera inmediata, urgente, nos están poniendo en amenaza real de volver a vivir los niveles de conflictividad armada de los años 80" cuando El Salvador, Guatemala y Nicaragua vivieron guerras internas, advirtió la activista.

Medrano aseguró que la ausencia de políticas gubernamentales obedece al "secuestro" de los Estados, que hace que "no estén operando en su capacidad y responsabilidad en materia de defensa y garantía de derechos humanos de la población".

El informe, denominado 'Derechos humanos y conflictividad en Centroamérica', también estima que la impunidad que viven ex militares y ex guerrilleros en los tres países, así como los intereses económicos de empresas transnacionales representan un factor que puede provocar un descontento social.

Además, estimó que el panorama actual frena programas de agencias de cooperación de países amigos debido a que se plantean que "sin democracia es imposible avanzar en materia de desarrollo; sin garantías, sin respeto a los derechos humanos es imposible avanzar".

Según las once organizaciones que han participado en la elaboración del informe, la violencia le cuesta a la región el 7,5% de Producto Interno Bruto, o sea, unos 11.000 millones de dólares.

Para el hondureño Javier Acevedo, también existe una regresión en los pocos avances registrados en la década pasada como en derecho laboral y ambiental.

"Ahora están pasando al ser humano a un segundo plano. Es la empresa, es el mercado el que ha alcanzado la primacía y el ser supremo, porque ahora las legislaciones están para favorecer el libre mercado y la libre empresa", lamentó.

Ello conlleva que "la situación de pobreza y desigualdad sean más graves, más anchas y generen mayor tensión", pues más del 60% de los 35 millones de habitantes centroamericanos viven en la miseria, consideró.

"En la región nunca se atendieron las causas estructurales que dieron origen a los conflictos armados, simplemente paliativos a nivel general. Por eso sólo estamos demorando las cosas y cuando se llegue a desatar el conflicto va a ser más grave", vaticinó.

Asimismo, estiman que el poder del narcotráfico prácticamente no se veía durante las guerras internas, pero ahora países como El Salvador y Guatemala registran un promedio de 15 muertos diarios, más que durante los enfrentamientos bélicos.

También fustigaron la utilización por los narcos de niños de hasta ocho años como brazo armado del narcotráfico para eludir las condenas a los adultos.