•   MIAMI  |
  •  |
  •  |
  • AP

Junto al maletín con presunto dinero del gobierno de Venezuela que confiscaron las autoridades argentinas en el 2007 había otro con más de cuatro millones de dólares que logró evadir la aduana, de acuerdo con el testimonio del martes de uno de los testigos claves en un juicio iniciado en Estados Unidos.

Durante las cerca de dos horas de testimonio de Guido Alejandro Antonini Wilson, la fiscalía reveló además una serie de evidencias para demostrar que los envíos de dinero del gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez a las autoridades de Argentina habrían sido frecuentes.

Al ser interrogado por el fiscal Thomas Mulvihill, Antonini Wilson relató que poco después que le confiscaron en Buenos Aires el maletín con 800.000 dólares, mantuvo una reunión en un hotel con Diego Uzcátegui, por ese entonces gerente de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

Uzcátegui ''me dijo: 'bueno Alex, ¿qué pasó con el resto del dinero? Había otro maletín con 4,2 millones''' de dólares, manifestó Antonini Wilson cuando Mulvihill le inquirió si se había reunido con Uzcátegui en Argentina.

Vestido con traje negro, camisa blanca y corbata, Antonini Wilson declaró como testigo de la fiscalía en el juicio de Franklin Durán, acusado junto a otras cuatro personas de haber actuado ilegalmente como agente de un gobierno extranjero en Estados Unidos.

Durán, sus compatriotas Moisés Maionica y Carlos Kauffmann, y el uruguayo Rodolfo Wanseele enfrentan también cargos de haberse asociado ilícitamente en Estados Unidos para presionar a Antonini a que ocultara el origen y el destino del dinero del maletín. El quinto acusado en el caso, el presunto agente de la inteligencia de Venezuela Antonio José Canchica, está prófugo.

A diferencia de Durán, el resto de los acusados se ha declarado culpable y resolvió colaborar con el gobierno con la esperanza de que le reduzcan las sentencias.

Durán, en cambio, se declaró inocente y es el único enjuiciado. De ser considerado culpable por el jurado enfrenta una pena máxima de 15 años de prisión.

Antonini Wilson, quien apareció mucho más delgado de lo que lo mostraban las últimas fotos difundidas en el 2007, salió de Argentina legalmente pocos días después que le confiscaron el dinero y decidió colaborar con el FBI para que no lo procesaran ni detuvieran. Ahora es requerido por la justicia argentina, y tiene un pedido de extradición de Buenos Aires y Caracas.

La fiscalía alega que el dinero confiscado era del gobierno de Venezuela y estaba destinado a la campaña política de la por entonces candidata oficialista a la presidencia de Argentina, Cristina Fernández. Los gobiernos de las dos naciones sudamericanas han rechazado esas acusaciones, señalando que el caso tiene motivaciones políticas.

En una de las transcripciones de las grabaciones de reuniones que mantuvieron algunos de los acusados con Antonini y que la fiscalía presentó como evidencia, Antonini Wilson le comenta a Durán que Uzcátegui le dijo que no era la primera vez que Venezuela enviaba dinero a la Argentina.

''Me dijo (Uzcátegui) en el hotel que él había hecho varios de estos viajes y también el ministro'' de Energía venezolano Rafael Ramírez, expresó Antonini Wilson en la transcripción de una reunión que mantuvo en agosto en un restaurante del sur de la Florida con Durán, quien intentaba convencerlo para que firmara un poder autorizando a un abogado argentino a que lo defendiera.

Ramírez es uno de los miembros del equipo de gobierno en el que Chávez tiene más confianza y a quien elogia como uno de sus funcionarios mas eficientes.

De acuerdo con Antonini Wilson, el gobierno de Venezuela quería que firmara ese poder para que quedara cerrado el caso judicial en Argentina, donde enfrentaba acusaciones de contrabando de dinero. El ciudadano venezolano-estadounidense nunca firmó ese poder y grabó todas las conversaciones que mantuvo con los acusados del caso del maletín, ya que a los pocos días de llegar a Miami comenzó a colaborar con el FBI.

En su testimonio en inglés, Antonini Wilson dijo además que los 800.000 dólares que le confiscaron no eran suyos ni sabía qué tenía el maletín que portaba cuando lo inspeccionaron en la aduana.

Sin embargo, admitió que en la declaración de aduanas dijo que el dinero era suyo para ''salir lo antes posible del aeropuerto''. Indicó también que ingresó a la Argentina con pasaporte venezolano porque no quería que supieran que era ciudadano estadounidense ''por razones de seguridad''.

Explicó asimismo que Rafael Reiter, jefe de seguridad de Ramírez, había subido al avión que salió de Caracas con los maletines.

El fiscal le preguntó a Antonini Wilson si todo el dinero que habían encontrado los agentes de aduana de Argentina fue devuelto, a lo que respondió que no.

Explicó que Daniel Uzcátegui, el hijo de Diego Uzcátegui que viajaba con él en el avión rentado por el gobierno argentino, colocó algo de dinero en el bolsillo de su saco, y unos 3.000 dólares en el maletín de Antonini Wilson.

Diego Uzcátegui salió de PDVSA poco después del escándalo. En su momento PDVSA dijo que Uzcátegui renunció para no afectar las investigaciones, pero existen fuertes sospechas de que lo despidieron por su estrecha vinculación con el caso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus