•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El inicio y el fin se pierden de vista en el mar de gente: creativos disfraces, gigantescas sonrisas y mucha bebida se mezclan en el tradicional 'bloco' de Bola Preta, la mayor fiesta del carnaval callejero de Rio, que este sábado reunió a 1,8 millones de personas.

Bola Preta (pelota negra) nació en 1918 y 95 años después sigue siendo el 'bloco' más esperado del carnaval de Rio.

"El carnaval de Rio sólo comienza cuando el Bola va a la avenida. Es una institución de Rio de Janeiro y estamos muy honrados por eso", dijo el presidente del bloco, Pedro Marins, citado en el diario O Globo.

Según la secretaría de Turismo de Río, 1,8 millones de personas asistieron al evento, 500,000 menos que el año pasado, cuando 2.3 millones tomaron el centro de la ciudad.

Convocatoria de millones de personas

La expectativa era convocar 2.4 millones para romper el récord Guinness de mayor fiesta callejera del planeta.

"Todos los años vengo, es un 'bloco' muy tradicional, quien vive en Rio tiene que venir a Bola Preta", dice a la AFP Luiz Ornellas, un estudiante universitario de 25 años.

Y "cuanta más gente mejor, esto es alegría, esto es diversión", añade el joven, disfrazado de payaso.

Desde muy temprano, la amplia avenida Rio Branco del centro de Rio comenzó a llenarse de gente de varias zonas de la ciudad. A las 11 de la mañana, ya no cabía un alfiler.

En un momento la multitud fue tal que varias personas terminaron encima de los carros de la policía para poder respirar y evitar ser pisoteadas.

Los “blocos”

En los 'blocos', la gente baila y canta detrás de un camión con músicos que son acompañados además por una imponente marcha de percusión, similar a la de las escuelas de samba.

Son gratuitos, se celebran durante el día y siembran la semilla antes de la apoteosis del carnaval: los grandes desfiles en el sambódromo (domingo y lunes de noche), reservados a un público privilegiado que paga caro por un lugar.

Los blocos van en aumento en parte porque la ciudad, sede de la final del Mundial-2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016, es más segura tras la reconquista de decenas de favelas por parte de la policía.

Este año desfilan por las calles de Rio 492 'blocos' con un público total estimado en seis millones de personas.

Desfile de creatividad

Los disfraces van desde los tradicionales 'bate bola', una especie de payaso enmascarado típico de los suburbios de Rio, pasando por personajes más actuales, como el presidente estadounidense Barack Obama o el cantante fallecido Michael Jackson.

Elaine Mathias (37) trabaja todo el año para diseñar y confeccionar los trajes de "negras locas", una malla negra y falda de lunares rojos y negros, que viste cada año con toda su familia en carnaval. "El año que viene venimos con sorpresas, pero no puedo adelantar nada", dice a la AFP.

Superhéroes, abejas, hadas, princesas, bomberos o policías... Lo único que no se permite es no estar disfrazado. Mínimo, una camiseta con los colores del 'bloco', que en el caso de 'Bola Preta' son lunares negros en fondo blanco.

Los 'blocos', que datan del siglo XIX, dieron origen a las escuelas de samba y tienen nombres graciosos como 'Suvaco do Cristo' (Sobaco de Cristo) que desfila por el barrio que queda a los pies del Cristo Redentor; "Simpatia é quase amor" (Simpatía es casi amor) o "Que é essa merda?" (¿Qué es esa mierda?).

El “gato” y el creativo


Además de la fiesta, el objetivo de los chicos en los 'blocos' es conquistar a una muchacha. Las palabras para conseguir un beso van desde los típicos piropos hasta promesas de casamiento.

En estas fiestas callejeras hay por lo general dos tipos de hombre: el 'gato', como se le dice en Brasil a los hombres buenmozos y musculosos, cuyo disfraz consta de lucir sus abdominales; y el "creativo", que usa la inteligencia para diseñar un buen traje que impacte.

"Me quedo con el 'gato', no necesita disfraz, hay mucho tipo feo por ahí disfrazado. Mejor ir por el 'gato'", confiesa Carla Lemus (36) entre risas.

Everton de Sousa (22) es soldado del Ejército y en Bola Preta aprovechó para vestirse con el uniforme, pero sin camisa, para lucir el abdomen.

"Es sensual y a las mujeres les gusta", explica este joven, que considera que el "creativo" es más exitoso entre las mujeres.

Por lo general, la gente se besa y sigue su camino, aunque para Luiz no fue así. Hace dos años, conoció en un 'bloco' a su novia, Natalia, y desde entonces acuden juntos a estas fiestas. Ella también está de payaso.