•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, al abrir un nuevo ciclo de dialogo pidieron ayer el autogobierno de los territorios campesinos como parte de un nuevo grupo de propuestas sobre el tema agrario que presentarán al Gobierno colombiano en la mesa de los diálogos de paz en La Habana.

El número dos de las FARC, Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, afirmó que el reconocimiento político y de todos los derechos del campesino se suman a las sugerencias que ha estado aportando la guerrilla para “dinamizar el proceso y buscar fórmulas” de aproximación.

En el nuevo documento, las FARC proponen que los territorios campesinos tengan “autonomía política, administrativa, económica, social, ambiental y cultural, y en la administración de justicia a través de los mecanismos de la justicia comunitaria”.

La guerrilla plantea asimismo la necesidad de “constitucionalización de la figura del territorio campesino” como una de las formas de “organización territorial” del Estado colombiano en iguales términos para las comunidades indígenas y afrodescendientes.

Otros puntos llaman a reconocer el “carácter estratégico” de las comunidades campesinas, de las “zonas de reserva campesina” y a crear “zonas de producción campesina de alimentos” en una extensión no inferior a los siete millones de hectáreas.

Quieren desarrollo rural

En las últimas semanas las FARC divulgaron otros documentos con propuestas para la mesa de diálogo, enfocados en “una política de desarrollo rural y agrario integral con enfoque territorial” y en “el ordenamiento social y ambiental, democrático y participativo del territorio, del derecho al agua y de los usos de la tierra”.

Las negociaciones entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC arrancaron en noviembre pasado en La Habana, y desde entonces han estado centradas en el problema agrario en Colombia, primer punto de la agenda bilateral.

A su llegada ayer al Palacio de Convenciones de La Habana, sede de los diálogos, Márquez también anunció que la guerrilla presentará próximamente su “posición jurídica” sobre la “obligación legal” del Gobierno colombiano, de permitir que personas y organizaciones sociales y políticas viajen a Cuba para conversar con las FARC, como parte del proceso de paz.

Según confirmaron ayer ambas partes, hoy domingo concluirá otro ciclo del diálogo y comenzará un receso previsto hasta el 18 de febrero.

El gobierno

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos manifestó el viernes que “sí hay voluntad” de las FARC para llegar a un acuerdo de paz, al reafirmar una vez más su compromiso con el diálogo de La Habana, y asegurar que hay que negociar “lo más pronto posible”.

Las negociaciones

El diálogo entre las partes comenzó en Cuba el pasado mes de noviembre, y desde entonces los negociadores, tanto de las FARC como del Gobierno, insisten en que se han producido avances, aunque las sucesivas acciones de las FARC, los secuestros y las ofensivas del Ejército en las últimas semanas han llevado a los sectores más conservadores de la sociedad colombiana a desconfiar del proceso.

El expresidente Álvaro Uribe, contrario a esta negociación desde el inicio, ha pedido el fin del diálogo a raíz del secuestro de dos policías y un soldado por las FARC el pasado enero.