•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos cuatro personas han muerto y unas mil viviendas han sido afectadas por las lluvias torrenciales que caen desde el viernes en la ciudad de Arequipa, en el sur de Perú, informaron ayer autoridades regionales.

El presidente regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén, declaró a la emisora Radio Programas del Perú, que las víctimas fueron dos hombres y dos mujeres, que aún no han sido identificadas, y murieron tras ser arrastradas por un desborde.

El jefe de la región policial de Arequipa, coronel Francisco Inca Roca, precisó que tres de los cuerpos fueron encontrados cerca al mercado El Palomar, y un tercer cadáver al final de la avenida Venezuela, en Arequipa, una de las ciudades más importantes del país.

El alcalde de Arequipa, Alfredo Zegarra informó que, hasta el momento las lluvias y desbordes han afectado a más de un millar de viviendas, principalmente en los distritos de Alto Selva Alegre, Miraflores y Cerro Colorado, que también sufrieron cortes de energía eléctrica.

Las lluvias torrenciales produjeron, además, derrumbes que interrumpieron el paso de vehículos en la provincia de La Unión, informó el alcalde de esa localidad, Ángel Ybarhuen Ortegal.

Situación controlada

El presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, declaró que el Gobierno está dispuesto a declarar el Estado de Emergencia en Arequipa, y que ya ha informado de la situación al presidente Ollanta Humala, quien se encuentra en la Antártida.

“Hemos ofrecido aviones, ayuda humanitaria, helicópteros, entiendo que la situación está ahora bajo control”, dijo Jiménez antes de reiterar la “total disposición del Gobierno” a convocar a un Consejo de Ministros extraordinario si la situación se agrava.