•   MEXICO  |
  •  |
  •  |
  • AP

México planea revisar al menos el 10 por ciento de los vehículos que cruzan de Estados Unidos al país por la frontera común, en un intento por mejorar el combate al tráfico de armas que llegan a manos del crimen organizado, informó el martes el procurador general Eduardo Medina.

El funcionario dijo durante una comparecencia en la Cámara de Diputados que la revisión entraría en vigor en el corto plazo y se realizaría en las mismas aduanas mexicanas.

Medina dijo que se calcula un cruce de unos 230 mil vehículos al día por la frontera común entre Estados Unidos y México.

''Las armas pasan por el numerosísimo flujo de vehículos y personas que transitan por la frontera entre los Estados Unidos y México'', señaló.

''En breve plazo, al menos el 10 por ciento de los vehículos que cruzan de norte a sur serán sujetos de revisión obligatoria en el sitio de la aduana'', añadió el procurador, aunque no abundó sobre el programa.

Actualmente, y a partir de análisis de riesgo que hace la autoridad, el número de revisiones varía según el punto de cruce, la época del año y el flujo.

El procurador dijo que han dicho en muchas ocasiones a legisladores estadounidenses que la posibilidad legal que tienen los ciudadanos y residentes de su país para adquirir armas, llega a ser aprovechada por los criminales mexicanos.

''Lo que está claro, como lo hemos planteado directamente ante muchos legisladores del Congreso de Estados Unidos, es que la segunda enmienda no fue diseñada para armar grupos delincuenciales en el extranjero, como de hecho sucede'', señaló Medina.

El gobierno federal mantiene una lucha contra carteles de la droga que en los últimos años han incrementado su capacidad de fuego con la adquisición de armas de grueso calibre, en algunas ocasiones mayor al de las fuerzas policiales mexicanas.

La PGR señaló hace unos días en un informe especial sobre tráfico de armas que entre diciembre de 2006 y el 31 de agosto del 2008 se han incautado 10.763 armas largas, en su mayoría fusiles de asalto; 1.402 granadas, y poco más de 1,9 millones de cartuchos y municiones.

Se estima que la mayoría de las armas provienen de Estados Unidos.

El reporte señala que los traficantes pasan las armas tanto por los 19 cruces formales como por los innumerables informales que existen en los más de 3.000 kilómetros de frontera común.