elnuevodiario.com.ni
  •   Dublín, Irlanda  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un grupo que representa a víctimas de abusos a niños cometidos en instituciones dirigidas por católicos en Irlanda celebró el lunes la renuncia del papa Benedicto XVI, después de que "no hiciera nada" para castigar a los responsables de este tipo de acciones.

"Este Papa tuvo una gran oportunidad de abordar décadas de abusos en la Iglesia pero a fin de cuentas no hizo nada más que prometer todo y en definitiva no hacer nada", declaró a la AFP John Kelly, del grupo Survivors of Child Abuse (Supervivientes de abusos a niños), que representa a víctimas de abusos físicos, sexuales y emocionales.

Irlanda, país tradicionalmente católico, fue sacudido en los últimos años por una serie de informes que destaparon décadas de abusos a niños por parte del clero encubiertos por los responsables de la Iglesia.

"Pedimos al Papa sanciones contra las órdenes religiosas que cometieron los abusos y los líderes religiosos de Irlanda que permitieron que esto ocurriera, pero para nuestra consternación no ocurrió nada", agregó Kelly.

Survivors of Child Abuse y otros grupos que representan y defienden a las víctimas han pedido repetidamente al Vaticano que permitan que el clero culpable de estos abusos haga frente a la justicia.

"La Iglesia debe reconocer que todo esto ocurrió. Debe reconocer que dejó entrar al diablo y residir en ella durante 50 años antes de que la gente pueda aceptar que han cambiado", acusó.

"La Iglesia no puede avanzar. La permanencia en el cargo de este Papa ha estado contaminada por los escándalos y esto continuará hasta que el Papa aborde las raíces del problema", concluyó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus