•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rio de Janeiro ultima este lunes los preparativos para la segunda y última noche de los fastuosos desfiles del Sambódromo, que prometen un cóctel tropical de humedad y calor, vibrante percusión, bailarines de cuerpos exuberantes y brillantes disfraces.

Los desfiles del lunes marcan el final del carnaval más famoso del mundo, que comenzó en Rio hace 15 días con unas 700 fiestas callejeras y que hizo bailar en las calles de esta ciudad a unos seis millones de personas.

Y en medio de la locura del carnaval, el país con más católicos del mundo recibió la noticia de la renuncia del papa Benedicto XVI, que tenía previsto visitar Rio para las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), y que se celebrarán de todos modos a fines de julio con un nuevo Papa.

El carnaval más famoso del planeta se celebra asimismo tras la tragedia que enlutó el país el 27 de enero, cuando un incendio en una discoteca del sur del país dejó 239 muertos y más de 100 heridos.

El accidente en Santa María encendió las alarmas sobre la seguridad en lugares públicos en Brasil, sede del Mundial de fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de Rio-2016, un tema que vuelve a estar a prueba durante todo el Carnaval y, especialmente, en los desfiles del Sambódromo.

Sin embargo, se han registrado algunos accidentes: en el estado de Sergipe (noreste) dos niños murieron y 20 personas resultaron heridas cuando un camión de sonido del carnaval callejero quedó sin frenos.

En un suburbio cerca de Rio, dos adolescentes resultaron heridos por arma de fuego, y un turista brasileño cayó al mar desde un crucero anclado en la zona portuaria. Hasta ahora su cuerpo no fue encontrado y la policía sigue investigando.

Telenovelas, Amazonia, petróleo y caballos

El domingo por la noche, seis escuelas desfilaron en el Sambódromo en el inicio de la competencia por el título de "campeona del carnaval", que se anuncia el miércoles y es seguida por millones de personas con la misma pasión que los grandes partidos de fútbol.

En los desfiles, miles de personas marchan coordinadas y cantan la samba de la escuela a una sola voz, escoltando a gigantescos carros alegóricos, frente a los 72.500 espectadores del Sambódromo.

La escuela Sao Clemente abre la jornada de este lunes con un desfile dedicado a las telenovelas y le sigue la tradicional Mangueira, que homenajea a Cuiabá, la capital del estado de Mato Grosso (centro-oeste).

Por su parte, Beija Flor escogió un inédito 'enredo' (tema) sobre la historia del caballo, mientras Grande Rio buscará su primer título bajo el tema "Amo Rio y voy a la lucha, oro negro sin disputa", en referencia a las regalías petroleras que reclama el estado de Rio de Janeiro.

El actor francés Vicent Cassel y su esposa italiana Monica Bellucci, que viven actualmente en la 'cidade maravilhosa', se encuentran entre los famosos que asisten al Sambódromo y desfilarán con la escuela Grande Rio.

De su lado, Imperatriz Leopoldinense le canta al estado amazónico de Pará.

"El carnaval representa al pueblo brasileño, porque es diversidad, fiesta, alegría, colorido, ritmo: son varias manifestaciones juntas en una sola fiesta, es el mayor espectáculo a cielo abierto de Brasil y del mundo también, y es una industria, moviliza la economía, y una tradición cultural para el país", dijo a la AFP Evandro Lima, asesor del carnavalesco de la escuela Imperatriz Leopoldinense, supervisando los últimos aprontes de un carro alegórico que representa la selva y sus primeros habitantes indígenas.

La última en entrar a la avenida Marqués de Sapucaí será Vila Isabel, con un desfile que destaca a Brasil, primer exportador mundial de carne, café, jugo de naranja, azúcar y otros productos como potencia agrícola y "granero del mundo".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus