elnuevodiario.com.ni
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Iglesia Católica de Costa Rica y el gobierno de Laura Chinchilla destacaron este lunes la valentía del Papa Benedicto XVI, alabando su pontificado de casi ocho años, aunque desde el clero se señaló que al pontífice le resultó difícil sustituir al carismático Juan Pablo II.

"Por su edad, suceder a la gran figura de Juan Pablo II, que con un pontificado de 26 años se ganó al mundo, creo que le fue difícil a Benedicto XVI", declaró el obispo José Francisco Ulloa al diario La Nación, aunque destacó lo hecho por el pontífice alemán de 85 años.

"Lo ha hecho con mucha seguridad, valentía, lucidez y criterios muy claros. Ha sido un pontificado muy rico en doctrina y pontificación", reconoció Ulloa.

La presidenta Laura Chinchilla, por su parte, calificó la decisión de Benedicto XVI como "gesto de valentía y humildad".

"Este es un acto de humildad y de profundo desprendimiento que antepone la institución que representa, ante condiciones personales, tanto físicas como espirituales, que él considera no son las óptimas para seguir representando a la Iglesia Católica desde el papado", destacó la gobernante.

El canciller de la Curia Metropolitana costarricense, Daniel Blanco, dijo a la AFP que la noticia los tomó por sorpresa, aunque el Papa "ya había dado algunas pistas" de que podría renunciar.

"El Santo Padre ya había dado algunas pistas, pero no era algo que se esperaba. Es una noticia que nos causa sorpresa, aunque está en su pleno derecho de hacerlo", expresó el sacerdote.

Benedicto XVI anunció el lunes que renunciará el 28 de febrero "por falta de fuerzas", una decisión que abre un periodo inédito de transición en la Iglesia hasta Pascua, a finales de marzo, fecha para la que el Vaticano espera que ya haya sido elegido un nuevo pontífice.

Blanco destacó que la elección del nuevo Papa estará a cargo de 117 cardenales menores de 80 años, entre los cuales hay latinoamericanos "con capacidad para ser nombrados" al frente de la Iglesia Católica. El cardenal hondureño Oscar Andrés Rodríguez, de 70 años, ha sido señalado como uno de los que podrían en algún momento convertirse en el líder de los católicos en el mundo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus