•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Papa Benedicto XVI, que este lunes anunció su renuncia, logró fomentar la tolerancia y el diálogo entre las distintas religiones en el mundo, tras casi ocho años de pontificado, consideró el presidente panameño Ricardo Martinelli, quien además lo calificó de "santo".

"El Papa Benedicto XVI es un hombre tan bueno, santo y humilde que ha puesto los intereses de la Iglesia sobre los intereses personales", aseguró Martinelli en su cuenta de twitter.

Un comunicado del gobierno panameño aseguró que el Papa "ha trabajado arduamente por la Iglesia católica, propiciando la paz, la tolerancia y el diálogo entre las naciones, los pueblos, las culturas y las religiones en el Mundo, llegando a los corazones de todos los creyentes".

Con su renuncia, el Papa "ha demostrado, una vez más, lo consciente que siempre ha estado de la importancia y la responsabilidad de esta misión", dice la nota en la que alabó "la altura" y la "humildad" para enfrentar este "difícil momento".

Además pidió al pontífice que siempre tenga a Panamá en sus oraciones.

El gobierno de Martinelli pretendía que el Papa visitará Panamá este año, cuando concluyeran las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), previstas en Rio de Janeiro del 23 al 28 de julio.

El Papa anunció su renuncia a partir del 28 de febrero al argumentar "falta de fuerzas", tras lo cual, entre los cardenales menores de 80 años se elegirá a su sucesor, posiblemente en marzo.