•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El viaje al mundo de fantasía del carnaval de Rio de Janeiro se hizo este lunes en tren y a caballo: en el cierre de los despampanantes desfiles en el sambódromo, las escuelas dejaron boquiabierto al público con impresionantes despliegues llenos de magia, color e innovación.

 

Con este espectáculo finaliza una fiesta que comenzó en Rio hace 15 días con 700 fiestas callejeras y que hizo bailar en las calles de esta ciudad a unos seis millones de personas.

En los desfiles de carnaval en el balneario de Santos, a 70 km de Sao Paulo, cuatro personas murieron en el incendio de un carro alegórico el martes de madrugada tras rozar unos cables eléctricos al terminar el recorrido.

La carroza era de la escuela de samba Sangue Jovem (Sangre Joven), de la barra brava del club Santos, del astro Neymar, que rendía un homenaje al "rey" del fútbol Pelé. Seis personas presentaron heridas graves.

El carnaval se celebra en Brasil dos semanas después de la tragedia que enlutó al país el 27 de enero, cuando un incendio en una discoteca dejó 239 muertos y más de 100 heridos.

El accidente en Santa María (sur) encendió las alarmas sobre la seguridad en lugares públicos en Brasil, sede del Mundial-2014 y de los Juegos Olímpicos de Rio-2016.

A caballo por la avenida

La escuela Sao Clemente abrió la jornada con un recorrido por las más populares telenovelas de Brasil. Un imponente televisor con imágenes de estas producciones llevó al público emocionado a un reencuentro con tramas y personajes capaces de paralizar al país.

Los 72.500 espectadores privilegiados que consiguieron entrar al sambódromo para ver los desfiles hinchan por las escuelas con la misma pasión que en el fútbol.

"¡Está lindo, maravilloso! Adoro el carnaval, tiene todo lo bueno de la vida", expresó Maria Concepçao dos Santos, de 71 años, que viajó de Porto Alegre (sur) para ver el desfile de su escuela del alma, Beija Flor, que escogió un inédito 'enredo' (tema) sobre el papel en la historia del caballo, un "amigo fiel".

La escuela del suburbio de Nilópolis destacó con un desfile impecable, que mostró carros alegóricos de acabados dorados y hermosos trajes con muchas plumas y colores intensos.

Entre el público estaba el entrenador de la selección brasileña, Luiz Felipe Scolari.

Un tren verde y rosa

Mangueira viajó en un "tren" de colores verde y rosa hasta Cuiabá, la capital del estado de Mato Grosso (centro-oeste) y una de las sedes del Mundial.

En la fila, los participantes esperaban ansiosos la entrada en el sambódromo, cargando sus disfraces "pesadísimos y muy calurosos", como lo describió Samara Lourenço, de 25 años. "Pero vale la pena por la magia del carnaval", reparó.

Entre las despampanantes musas de la escuela, que con diminutos trajes dejan ver los cuerpos bronceados y brillantes, estaba la argentina Caren Paz, que dijo a la televisión Globo ser una "apasionada por el carnaval y Mangueira".

La tradicional escuela innovó con el uso de dos baterías con 500 miembros en total que levantó a todo el sambódromo acompañando en perfecta armonía la samba dedicada al "paraíso en el centro de América".

"No se verá, ni ayer (domingo) ni hoy tamaño espectáculo en la tribuna. Fue historia", dijo el presidente de la escuela, Ivo Meirelles.

Pero el título de "campeona del carnaval", que disputan en total 12 escuelas, está difícil para Mangueira luego que cerrara el desfile siete minutos después del tiempo reglamentario.

Aplauso al pobre

"El carnaval es la fiesta más popular del mundo, donde el rico aplaude al pobre. Las personas más humildes de las comunidades entrenan todo el año para dar al mundo una hora y 22 minutos de fiesta", dijo a la AFP Felipe Camargo, un abogado de 37 años, que desfiló con Grande Rio, que busca su primer título bajo el tema "Amo Rio y voy a la lucha, oro negro sin disputa".

El 'enredo' hizo referencia a las regalías petroleras que reclama el estado de Rio de Janeiro y mostró plataformas, torres, puestos de gasolina y obreros de la industria.

De su lado, Imperatriz Leopoldinense le cantó al estado amazónico de Pará y cerró Vila Isabel, con un desfile que destaca a Brasil como potencia agrícola y "granero del mundo".

En medio de la locura del carnaval, Brasil, el país con más católicos del mundo recibió la noticia de la renuncia del papa Benedicto XVI, que tenía previsto visitar Rio para las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), que se celebrarán de todos modos a fines de julio con un nuevo papa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus