•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El regreso del Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha reabierto la discusión sobre dónde y cuándo debería producirse el acto de toma de juramento para el período de gobierno 2013-2019, una ceremonia que podría hacerse en la habitación del hospital en que se encuentra desde que llegó al país.

Abogados constitucionalistas consideran que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que deberá tomar juramento a Chávez, puede constituirse en cualquier punto del territorio nacional y que la condición de magistrados de sus integrantes daría por sí misma el carácter público al acto, independientemente de dónde se haga.

Un día después del regreso del mandatario, las especulaciones se multiplican alrededor de la juramentación.

Cuando esté bueno y sano

Mientras desde el chavismo se sostiene que el presidente tomará juramento “cuando esté bueno y sano”, como dijo ayer el dirigente chavista Aristóbulo Istúriz, desde la oposición se insiste en que se debe cumplir con el acto, que según la Constitución debería haberse producido el pasado 10 de enero.

El TSJ estableció en un fallo emitido el 9 de enero, que Chávez podía tomar juramento una vez que se recuperara de la enfermedad, considerando ese acto una formalidad innecesaria para un presidente reelegido.

Además, determinó que sería el propio TSJ el órgano encargado de la toma de juramento, dado que el artículo de la Constitución que prevé que ese acto se celebre el 10 de enero ante la Asamblea Nacional, establece que si por algún “motivo sobrevenido” el presidente no pudiera hacerlo ante el parlamento, lo hará ante el máximo tribunal.

Para el abogado constitucionalista Gustavo Tarre, “el inmenso disparate” que, en su opinión, significó la sentencia del TSJ, ha dejado este escenario en el que Chávez “se pueda juramentar más o menos cuando quiera”

“Todo esto lo que pone en evidencia es que tenemos un Jefe de Estado que públicamente está en la plenitud de ejercicio de todas sus atribuciones y poderes, pero que en la práctica no está en capacidad de hacerlo”, dijo.

En su opinión, la Constitución “no prohíbe” la posibilidad de que Chávez pueda tomar juramento en cualquier lado, pero subrayó que “la naturaleza del acto clama porque sea público”

“Si lo hace en privado habrá algunos testigos por calificados que estos sean, pero el país no tendrá una evidencia directa del compromiso asumido por el presidente”, indicó.

 

“Juramentación ya”

El constitucionalista Gerardo Blyde, alcalde opositor del municipio caraqueño Baruta, indicó al canal Globovisión, que la toma de juramento de Chávez “debería ser ya: el presidente regresó, y si el tribunal sostiene que el presidente está hábil (...) para gobernar también tiene que estar hábil para juramentarse”

Blyde señaló que no hay precedentes de un presidente que se juramentara de manera privada, al subrayar que el acto de toma de juramento “permite a todos los ciudadanos tener certeza” sobre el momento del inicio del Gobierno y de los actos válidos del gobernante. No obstante, para Blyde es posible la toma de juramento en privado.

“Creo que sí, en casos extremos un presidente puede ser juramentado en privado ante quien le dé fe pública a ese juramento, y los magistrados, nos guste o no, los magistrados del TSJ tienen la capacidad de dar fe pública”, dijo.

En el mismo sentido se manifestó el constitucionalista Hermann Escarrá, quien recordó que “nada impide el ejercicio del poder nacional en cualquier lugar de la República” y el Judicial es uno de los Poderes del Estado.

Escarrá indicó que el expresidente Carlos Andrés Pérez no tomó juramento de su segundo mandato en la Asamblea Nacional sino en un céntrico teatro caraqueño.

Agregó que ahora el acto de juramentación debe ser ante el TSJ y es ese órgano que tiene que establecer la formalidad que debe seguirse para el juramento que, no obstante, en su opinión, debería hacerse ante la Sala Plena de ese órgano.

“No existe una norma en particular que señale que el presidente debe dar un discurso o decir ‘sí juro’, bastaría con una expresión escrita o un gesto”, señaló.

 

Morales no pudo ver a Chávez

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, no pudo reunirse con Hugo Chávez, en Caracas, debido al delicado estado de salud en que se encuentra el mandatario venezolano.

“No le he podido ver. Solo me he podido ver con sus médicos de cabecera y con su familia. Siento que están muy alentados”, dijo Morales durante una rueda de prensa en las Naciones Unidas, adonde llegó procedente de Caracas.

“Lo lamento mucho, pero ayer intenté visitar, hablé con los médicos... pero está reposando, aún está en tratamiento”, añadió.

Morales estuvo la víspera en Venezuela, aprovechando el viaje que hizo a Nueva York, donde el miércoles conmemoró en Naciones Unidas el Año Internacional de la Quinua.

Los medios especularon sobre si el presidente boliviano pudo o no visitar a su homólogo venezolano, ante la incertidumbre sobre el estado de salud de Chávez.

Chávez regresó el lunes a Venezuela tras haber estado dos meses en Cuba, donde fue intervenido para tratar el cáncer que padece.

“Ojalá pronto mi hermano Chávez esté nuevamente al frente del Gobierno de la Revolución Bolivariana de Venezuela”, acotó.