•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

Un grupo de universitarios venezolanos que protagonizó la semana pasada una manifestación ante la Embajada de Cuba en Venezuela amenazó el jueves con ir al hospital de Caracas donde se encuentra el presidente Hugo Chávez, a exigirle “que dé la cara”.

“Así como exigimos que volviera a Venezuela, hoy exigimos que salga y dé la cara” y “si en las próximas horas” no lo hace, “el movimiento estudiantil se dirigirá al Hospital Militar para saber claramente si se encuentra bien y en capacidad de gobernar”, dijo en rueda de prensa Gabriela Arellano, dirigente universitaria.

Exigió a Chávez que si está en condiciones de seguir en el cargo que ocupa desde 1999 y para el cual fue reelegido hasta el 2019 en las elecciones de octubre pasado “lo diga claramente”, y pidió que en caso contrario, se active el mandato constitucional sobre las faltas temporales y absolutas del jefe de Estado.

Arellano llamó adicionalmente “a todos” los universitarios a que “a partir del próximo lunes” efectúen manifestaciones en cada casa de estudios superiores en demanda a una nueva elección presidencial en caso de que Chávez esté impedido definitivamente de seguir gobernando.

El también dirigente estudiantil José Vicente García dijo en la misma rueda de prensa, que los integrantes del grupo opositor estiman que el vicepresidente del Ejecutivo, Nicolás Maduro, y el titular del Parlamento, Diosdado Cabello, “quieren quedarse” con el Gobierno.

“Hoy estamos haciendo una exigencia al Gobierno, que muestre al presidente Chávez, que le diga al país en qué situación se encuentra. Necesitamos saber si tiene o no las condiciones físicas necesarias para asumir las funciones presidenciales”, insistió García.

¿Debate sobre la gasolina?

El Gobierno venezolano es favorable a abrir un debate sobre el subsidiado precio de la gasolina, la más barata del mundo, algo que la oposición y expertos ven como el preámbulo de un encarecimiento para oxigenar las finanzas públicas, pese a los desmentidos oficiales.

Varios ministros han destacado la necesidad de debatir sobre el uso y el precio de la gasolina, que se mantiene invariable desde 1996 y que se cotiza en 0.01 centavos de dólar el litro, algo que ya había sido calificado de “ridículo” por el propio presidente Hugo Chávez en 2007.

Con el precio actual, el costo de una taza de café en Venezuela es mil veces más caro, y el de una botella de agua es 700 superior al de un galón de 95 octanos, la categoría “premium”.

Economistas venezolanos aseguran que, tras la reciente devaluación de casi 32% del bolívar frente al dólar, el Gobierno está preparando el terreno para aumentar el precio de la gasolina y enfrentar un hueco fiscal, que ubican entre 14 y 16% del PIB este año.

“Regaladera” tiene que acabar

“Cuando uno va a la estación de servicio, a veces, da una propina que es mayor a lo que se está pagando. El regalado se tiene que acabar, y la gente tiene que pagar. En toda nuestra cultura rentística prevalece esto”, aseguró el ministro de Finanzas, Jorge Giordani.

 

Un venezolano en promedio consume 10 barriles anuales

El país sudamericano produce un promedio de tres millones de barriles diarios (mbd), según datos oficiales, aunque la OPEP sostiene que la oferta de crudo del país es de 2.3 mbd.
El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, ubicó la demanda diaria en 635,000 barriles, es decir, un venezolano consume cada año cerca de 9.7 barriles de combustible, mucho más que en Argentina (5.34 barriles) o Brasil (3.71), según un estudio de la firma Ecoanalítica.