•  |
  •  |
  • END

El presidente hondureño, Manuel Zelaya, rechazó ayer miércoles las críticas que realizaron a su gobierno los miembros del Grupo de 16 países cooperantes (G-16), que amenazaron con retirar los fondos para reducir la pobreza porque aún no se ha definido “una estrategia completa”.

“Siguen con las mismas humillaciones del tiempo colonial, yo creo que la cooperación se debe dar sin condiciones”, declaró el mandatario hondureño a periodistas de medios locales que lo acompañan en su gira por Estados Unidos.

Zelaya viajó el domingo a Estados Unidos para participar, ayer miércoles, en la 63 Asamblea General de Naciones Unidas y reunirse con autoridades norteamericanas.

La mañana de ayer, Zelaya se reunió con el presidente George W. Bush, en un desayuno junto con sus colegas centroamericanos.

La representante de Suecia y presidenta pro témpore del G-16, Warner Dahrin, criticó el viernes que Honduras corre el riesgo de perder recursos “por no tener todavía en nuestras manos una estrategia completa y aprobada” de desarrollo.

La ministra de Cooperación, Karen Zelaya, prometió que el documento será aprobado en Consejo de Ministros a más tardar dentro de un mes.

El G-16 se creó a raíz de una reunión celebrada en Estocolmo en mayo de 1999, cuando los países cooperantes acordaron una ayuda de 9.000 millones de dólares para los países centroamericanos afectados por el huracán Mitch que azotó al país en octubre del año precedente.

De esa cantidad, 3 mil millones correspondieron a Honduras, el país más afectado por el ciclón, que tuvo que definir un Plan de Reconstrucción y Transformación Nacional (PRTN).