•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Nicaragua inauguró hoy el Plan Nacional de Prevención y Control de Incendios, informó el Gobierno a través de medios oficiales.

El acto se realizó en la Reserva Natural Tisey-La Estanzuela, de Estelí, provincia ubicada a 140 kilómetros al norte de Managua.

Las autoridades nicaragüenses destacaron que los incendios forestales ocurridos anualmente bajaron de 2.238 en 2006 a 125 el año pasado.

William Schwartz, director del Instituto Nacional Forestal (INAFOR), destacó que "primero es la prevención, porque si evitamos los incendios forestales no necesitamos controlarlos".

Por su parte, el coronel Néstor Solís, jefe de la Defensa Civil, afirmó que en promedio Nicaragua capacita 140 brigadas contra incendios forestales cada año. En la actualidad el país cuenta con 7.000 de estas brigadas, según las autoridades.

Las brigadas capacitadas para enfrentar los incendios forestales de la presente temporada recibieron bombas rociadoras de mochila manuales, palas, machetes y piochas, entre otras herramientas para prevenir o detener el fuego.

La temporada de incendios forestales se extiende de diciembre a mayo en Nicaragua, época del año considerada como seca. Desde diciembre han ocurrido 39 incendios forestales, según cifras oficiales.

Las autoridades gubernamentales clasifican los meses de enero, febrero y marzo como los más críticos, debido a las altas temperaturas y los fuertes vientos que se presentan.

Datos históricos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) indican que las temperaturas máximas en todo el país llegan a los 28 grados Celsius, y en el litoral Pacífico se aproximan a los 40 grados Celsius en esta época.

Cada año Nicaragua pierde en promedio 70.000 hectáreas de bosques a causa de incendios, cambio de uso de suelo y despale, entre otras actividades originadas por el hombre, según cifras oficiales.