•   Ciudad Del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

El Vaticano convocó para el próximo lunes las primeras reuniones de cardenales tras la renuncia del papa Benedicto XVI, indicó el viernes la Santa Sede, precisando que de todos modos la fecha del Cónclave que deberá elegir a su sucesor no se conocerá ese mismo día.

«No debe esperarse el lunes la decisión de la fecha del inicio del Cónclave”, dijo el jesuita Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, en una rueda de prensa.

Ángelo Sodano, el decano del colegio de cardenales, convocó por carta a todos los cardenales, con derecho de voto o sin él (los de más de 80 años) para estas reuniones, llamadas congregaciones generales. Las primeras se llevarán a cabo el lunes a las 08H30 GMT (02H30 en Nicaragua) y a las 16H00 GMT (10H30 en Managua), en el Aula Nuova del Sínodo del Vaticano.

Estas reuniones sirven para abordar los problemas de la Iglesia y para empezar a definir el perfil del nuevo Papa. También será en una de estas congregaciones generales, que a partir del lunes se irán celebrando de manera regular, en las que se decidirá la fecha del Cónclave.

Desafíos

Las deliberaciones se llevarán a cabo en momentos de difíciles desafíos para la Iglesia, que debe responder a reclamos internos de liberalización en temas como la autorización de comulgar a divorciados, como a los escándalos que conmocionaron a los fieles, como las denuncias de encubrimiento de abusos sexuales de niños por religiosos o las filtraciones que revelaron luchas intestinas de poder (caso “VatiLeaks”).

“Los cardenales pueden expresarse libremente” durante las congregaciones, dijo el portavoz del Vaticano, recordando que durante el período de sede vacante, es decir el interregno que va desde el fallecimiento o renuncia de un Papa hasta que se elige al siguiente, el poder de la Iglesia está en manos del colegio de cardenales y del camarlengo (administrador de la propiedad y las rentas del Vaticano).

La función de camarlengo está ocupada desde 2007 por el número dos del Vaticano, el cardenal italiano Tarcisio Bertone.

El Cónclave podría empezar la semana del 11 de marzo, una vez hayan llegado todos los cardenales a Roma, con el objetivo de tener nuevo Papa para Pascua, la fiesta más importante del calendario católico.

 

Lo que está haciendo Benedicto XVI

Benedicto XVI ha dormido bien, está sereno y distendido, y tras la cena del jueves, día de su partida del Vaticano, paseó por el palacio de Castel Gandolfo y ayer a las siete de la mañana (medianoche en Nicaragua) ofició una misa en la capilla del apartamento que ocupa en esa villa pontificia desde que dejó de ser Papa.

Así lo señaló ayer el portavoz vaticano, Federico Lombardi, tras hablar con el secretario del Papa y Prefecto de la Casa Pontificia, Georg Ganswein, que acompaña al Papa emérito en la residencia de verano ubicada una treintena de kilómetros al sur de Roma.

Benedicto XVI que dejó de ser Papa a las ocho de la noche de ayer (una de la tarde en Nicaragua), vio también algunos programas de televisión, que recogían sus últimas horas como pontífice, y destacó el trabajo realizado por los medios.

Tiene previsto dedicar unas horas a la reflexión y el rezo, a leer libros y a rezar el Rosario a las cuatro de la tarde mientras pasea por los jardines de Castel Gandolfo.

 

¿115 electores?

La sede vacante fue declarada el jueves a la una de la tarde en Nicaragua, cuando se hizo efectiva la renuncia de Benedicto XVI, de 85 años, que había anunciado su decisión alegando «falta de fuerzas» para proseguir con su misión.

207 purpurados procedentes de 66 países constituyen el colegio cardenalicio.

117 cardenales cuentan con derecho a voto en el Cónclave (menos de 80 años).

2 no participarán,  uno por enfermedad y otro renunció a hacerlo por cuestionamientos públicos.

115 electores tendría entonces el Cónclave que elegirá al nuevo sumo pontífice romano.