•   Bogotá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno de Colombia acordó ayer aumentar el subsidio a los campesinos cafeteros, que desde el lunes pasado desarrollan protestas en las zonas de producción, por los bajos precios del grano, informó el presidente Juan Manuel Santos.

El Gobierno decidió aumentar el subsidio conocido como apoyo al ingreso del caficultor, de 60,000 pesos a 115,000 (de US$33 a US$63) por carga de 125 kilos de café para aquellos productores que cuentan con menos de 20 hectáreas.

Los caficultores con terrenos de más de 20 hectáreas recibirán un auxilio de 95,000 pesos (US$52) por carga de 125 kilos.

El costo de producción de la carga de 125 kilos de café es de alrededor de 650,000 pesos (unos US$360), según el Ministerio de Agricultura.

“Estamos dándole más subsidio a los pequeños cafeteros y un poco menos, pero un aumento muy importante, a los grandes cafeteros”, dijo Santos durante su programa semanal Acuerdos por la prosperidad.

“Creo que es totalmente justo. Espero que sea bien recibido por los cafeteros, porque es un esfuerzo enorme que estamos haciendo y que ojalá podamos levantar este paro que está causando tanto daño”, añadió el mandatario.

Cafetaleros bloquean vías

Alrededor de 95% de las 560,000 familias cultivadoras y recolectoras de café en Colombia son pequeños productores.

Miles de campesinos cafeteros realizan manifestaciones desde el lunes, en reclamo de ayudas ante las dificultades económicas que atraviesa el sector, que en los años recientes ha visto caer los precios y la producción.

En sus protestas, los caficultores han bloqueado diversas vías, lo que ha provocado escasez de combustible y otros bienes en algunas zonas de Colombia.

El anuncio de este acuerdo logrado entre el Gobierno y el Comité de Cafeteros fue considerado como insuficiente por algunos de los líderes de las manifestaciones.

“Pensamos que el Gobierno no ha dado más que un paliativo, tratando de levantar este paro”, declaró Luis Gonzaga en la región de Caldas, la de mayor producción de café en el país.

 

Demandas

Entre sus reivindicaciones, los campesinos cafeteros han pedido también subsidios para los insumos agrícolas, soluciones a sus deudas bancarias y prohibición de desarrollar la minería a gran escala en las zonas de agricultura.
El café, que durante el siglo pasado fue el principal producto de exportación de Colombia, atraviesa una difícil coyuntura económica como consecuencia de la revaluación del peso y las menores cotizaciones internacionales, que han reducido los ingresos de los productores.