•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller venezolano, Elías Jaua, pidió ayer que se deje al presidente Hugo Chávez “tranquilo” mientras recibe sus tratamientos contra el cáncer, dos días después de que el Gobierno confirmara que el mandatario está siendo sometido a quimioterapia.

“Los que queremos ver a Chávez recuperado y sano queremos que esté tranquilo, ¿verdad? Haciéndose el tratamiento que se tiene que hacer”, dijo Jaua en un acto en Caracas, pidiendo a los asistentes que apoyen el proceso de recuperación del mandatario.

“Los que quieren que Chávez no se recupere son los que tienen un chantaje, una presión criminal, una presión miserable, ante la cual no vamos a ceder”, añadió Jaua, refiriéndose a la oposición venezolana, que ha acusado al Gobierno de mentir sobre la salud del mandatario.

Por otro lado, Jaua aseguró ayer que el “imperialismo norteamericano” no ha “aprendido” a hablar con el pueblo soberano de Venezuela y lo señaló de financiar a grupos opositores.

Jaua se refirió a las declaraciones que formuló el pasado jueves la responsable del Departamento de Estado para Latinoamérica, Roberta Jacobson, quien, según el canciller venezolano, aseguró que seguirán financiando a los grupos que luchan por la democracia en Venezuela.

Es “una demostración más de que el imperialismo es un loro viejo que, como dice nuestro pueblo, no ha aprendido a hablar”, afirmó Jaua.

El jefe de la diplomacia venezolana señaló que el líder opositor Henrique Capriles y el diputado Julio Borges viajaron a Miami e indicó que “seguramente estarán buscando los dólares para la desestabilización”.

Además el canciller criticó a los jóvenes que mantienen una protesta en una calle del municipio caraqueño de Chacao exigiendo “la verdad” sobre la salud del presidente, al señalar que esos grupos están en “un chantaje cruel, feo” contra Chávez, mientras el gobernante “está dando una batalla por su vida”.

El viernes por la noche el vicepresidente Nicolás Maduro informó por primera vez que, como parte de los “tratamientos complementarios” a los que Chávez está siendo sometido desde fines de enero, el mandatario está recibiendo quimioterapia.

Chávez, de 58 años, fue diagnosticado con cáncer a mediados de 2011, y desde entonces ha sido sometido a cuatro operaciones, así como a ciclos de quimioterapia y radioterapia, siendo tratado de forma casi exclusiva en Cuba, donde gozó de gran privacidad.

El 11 de diciembre el mandatario se sometió a su última operación en La Habana, pero el 18 de febrero volvió sorpresivamente a Caracas, y desde entonces se encuentra recluido en el hospital militar.

 

Exigen verlo

Desde diciembre, el presidente Hugo Chávez no ha sido visto en público y el Gobierno solo ha mostrado cuatro fotos del mandatario sonriente en su cama de hospital en La Habana.

La oposición venezolana ha pedido en reiteradas ocasiones que el mandatario aparezca o renuncie, en caso de que no pueda seguir gobernando.

El Gobierno, que insiste en que Chávez sigue al mando, acusa por su parte a la oposición de difundir rumores e intentar “desestabilizar” al país, aprovechando la enfermedad del Presidente.

 

Con ánimo

“Los tratamientos que está recibiendo el comandante Chávez son duros, pero él tiene ahorita una fortaleza superior a los tratamientos que está recibiendo y se encuentra en buen estado de ánimo, batallando, recibiendo sus tratamientos”, dijo el vicepresidente, de Venezuela, Nicolás Maduro.