•   Riad, Arabia Saudí  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Arabia Saudí anunció el desmantelamiento de seis "células" integradas por 208 supuestos terroristas que planificaban atentados suicidas y con misiles contra instalaciones petrolíferas, así como contra centros oficiales y religiosos saudíes.

El anuncio se produce diez días después de la cumbre que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebró en Riad, en la que participaron once jefes de Estado de los trece países que integran la organización.

Las detenciones, las más numerosas en Arabia Saudí, se produjeron en varias zonas del reino árabe, desde la frontera con Irak hasta la áreas del sur saudí, pasando por la "Región Oriental", donde están los más importantes yacimientos de petróleo y gas del país.

Según un comunicado del Ministerio de Interior, en esa zona oriental una de las "células", compuesta por ocho presuntos terroristas, dirigidos por una persona "residente", no saudí, planificaba un ataque suicida.

"Gracias a Dios, hemos frustrado un intento de atacar una instalación petrolífera en la Región Oriental que iban a realizar ocho personas, lideradas por un hombre no saudí", dice el escrito.

Aunque no precisa la fecha de este intento de atentado, la nota indica que las detenciones se produjeron durante los últimos meses en diferentes áreas del reino wahabí, el mayor productor y exportador de crudo del mundo, y que "la operación de seguridad aún continúa".

Asimismo, subraya que entre los detenidos hay 112 personas que reclutaban a extremistas saudíes y financiaban su infiltración a "zonas inestables", en aparente alusión al vecino Irak, donde numerosos saudíes combaten con Al Qaeda contra las tropas de EEUU.

Su plan era "ayudar a los reclutados a viajar a esas regiones inestables, donde adoptan las ideas desviadas (la ideología de Al Qaeda) y participan en acciones criminales allí, para regresar luego al reino con el fin de propagar la inestabilidad, la sedición y la anarquía", dice el comunicado.

Señala que otros supuestos terroristas fueron arrestados mientras intentaban introducir en el reino "ocho misiles" para utilizarlos en sus ataques contra instalaciones petroleras en la zona oriental, donde también se concentra la comunidad chií del reino.

Los miembros de esa tercera "célula", dieciocho personas, actuaban bajo el mando de un ciudadano no saudí, cuyo nombre y nacionalidad no menciona el comunicado, mientras asegura que "es experto en el lanzamiento de proyectiles".

Un cuarto grupo integrado por 22 personas con "pensamiento 'Takfiri" (los que acusan de infieles a los gobiernos y las sociedades árabes que se oponen a sus ideas), planificaban atentados contra altos oficiales de seguridad y destacados religiosos saudíes.

Las otras dos formaciones terroristas desmanteladas, compuestas por 32 y 16 personas, respectivamente, se encargaban de "financiar las acciones del grupo 'desviado", y de "hacer propagar ese pensamiento e incitar y apoyar los actos criminales".

Fuentes policiales explicaron que varios de los arrestados son saudíes que luchaban en las filas de la rama iraquí de Al Qaeda, y otros varios son ciudadanos de países árabes que consiguieron entrar en el reino con visados para visitar los lugares sagrados musulmanes de La Meca y Medina.

Las fuentes afirmaron que las autoridades han intensificado las medidas de seguridad en los aeropuertos, los puertos y los puestos fronterizos de todo el país, donde han comenzado a llegar ya los peregrinos.

Arabia Saudí, cuna del Islam y tierra natal del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, recibe durante todo el año a decenas de miles de personas que realizan la "Omra" (visita a La Meca y Medina), así como a más de dos millones de fieles que efectúan la peregrinación anual, que este año será en diciembre.

Las detenciones anunciadas hoy son las más numerosas desde que el reino wahabí informara del arresto de decenas de personas tras el ataque de febrero del año pasado contra la refinería de Abqaiq, uno de los mayores centros de procesamiento de crudo del mundo, en el que murieron dos policías y dos suicidas.