•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Siria, Bachar al Asad, acusó al Reino Unido de “militarizar” e “incendiar” la crisis siria, al tiempo que reiteró su oferta de un diálogo con los rebeldes si dejan sus armas, pero “no con terroristas”.

En una entrevista difundida ayer por el dominical británico “The Sunday Times”, Asad dirigió duras acusaciones al Gobierno de Londres en su posición hacia Siria, la cual calificó de “inmadura, confusa y no realista”, y avisó a Occidente de que no arme a los rebeldes.

Al Asad dijo a “The Sunday Times” que no abandonará su país, y reiteró su oferta de negociaciones de paz con los insurgentes si dejan la lucha armada, pero no “con terroristas”.

El pasado jueves, durante una reunión de Amigos de Siria en Roma, Estados Unidos anunció la donación directa de US$60 millones a la oposición siria, la cual especificó que no se tratará de armamento.

Londres niega acusaciones

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, negó que el Reino Unido tenga previsto armar a los rebeldes sirios, como señaló en una entrevista el presidente de Siria, Bachar al Asad.

Durante un programa dominical de la cadena BBC, Hague calificó de “ilusión” esa acusación de Asad, al tiempo que afirmó que el Reino Unido “no puede quedarse al margen” mientras continúan las matanzas en Siria.

Se espera que Hague anuncie la próxima semana una asistencia financiera para la oposición siria. Reino Unido también afirma que esa asistencia no se destinará a comprar equipamiento militar, mientras Al Asad mantiene lo contrario.

 

Irán apoya a Al Asad

Irán ha defendido el diálogo entre Gobierno y oposición para solucionar el conflicto de Siria, al tiempo que respaldaba al régimen del presidente Bachar al Asad, y responsabilizaba a EE.UU. de la violencia en ese país.

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, pidió el cese inmediato de la violencia y la injerencia exterior en Siria. El gobernante dijo que, en su opinión, se debe abrir un diálogo entre el Gobierno y la oposición que permita recuperar “la seguridad y estabilidad” para “comenzar la reconstrucción”, informaron hoy los medios locales.